Wall Street perdió hasta 6,3%, y borró casi todos los avances de la era Trump

Finanzas

El grandilocuente paquete de medidas implementado por la Fed y la Casa Blanca no fue suficiente para reavivar a los principales indicadores de Wall Street.

La bolsa de Nueva York, en una montaña rusa desde hace semanas, volvió a desplomarse este miércoles a pesar de los paquetes multimillonarios de ayuda a la economía para enfrentar el coronavirus. Por las fuertes caídas intradiarias, que llegaron a superar el 10%, se suspendieron operaciones durante 15 minutos.

Los principales índices de Wall Street retomaron su declive luego de las mejoras relativas de la jornada previa: el Dow Jones perdió 6,3%, el S&P500, un 5,2% y el tecnológico Nasdaq un 4,7%.

De esta manera, el Dow Jones borró casi todas las ganancias que acumuló desde que Donald Trump asumió como presidente en 2017, en momentos en que las repercusiones de la pandemia amenazan con paralizar la actividad económica.

Por su parte, el S&P 500 ha perdido aproximadamente un 29% desde su máximo histórico de cierre del 19 de febrero. Con los aeropuertos y hoteles vacíos y las aerolíneas pidiendo a su personal que tome vacaciones sin sueldo para detener las pérdidas, el índice S&P 1500 Airlines se hundió un 20,8%, mientras que las acciones de los hoteles Hilton , Marriott y Hyatt se desplomaron entre un 12% y un 19%.

Del mismo modo, en medio de la estrepitosa caída en el precio del petróleo (a niveles de 2002), el sector de energía del S&P 500 cerró en su nivel más bajo desde principios de 2003.

"El mercado realmente está reaccionando al miedo y la incertidumbre y no creemos que termine hasta que encuentre un piso. El piso está dónde se contenga la propagación viral y se limite el costo económico del virus", dijo Nela Richardson, estratega de inversiones en Edward Jones.

El martes se había registrado un "rebote técnico" luego de sufrir el lunes la peor performance de su historia desde 1987.

En este contexto de volatilidad, la Casa Blanca y la Reserva Federal lanzaron proyectos y ayudas concretas: entre ellas, la reducción de la tasa a casi cero y una inyección de dinero cercana al 4% del PBI estadounidense. Sin embargo, las medidas todavían lo logran tener la efectividad buscada.

Tampoco sirvió, para frenar las pérdidas, el pedido al Congreso del presidente Donald Trump para que apruebe u$s500.000 millones para pagos en efectivo a los contribuyentes junto con u$s50.000 millones para préstamos a aerolíneas.

"Además de la desbandada en los mercados bursátiles generada por el temor a las consecuencias económicas de las medidas de confinamiento ante el coronavirus instauradas por las mayores potencias económicas, los mercados de deuda alrededor del mundo parecen haber perdido confianza en la capacidad de los gobiernos de financiar las medidas de apoyo presupuestal que proponen", resumió Carl Weinberg de HFE.

"Los corredores, los inversores y los especuladores están evaluando la amplitud y el costo" de estas medidas "y parecen haber decidido vender sus títulos de deuda soberana más que guardarlos hasta que se deprecien por superabundancia", añadió.

En uno de los pronósticos más sombríos hasta ahora, un economista de JP Morgan dijo que la economía de Estados Unidos podría contraerse un 4% este trimestre y un 14% el próximo. Para el año es probable que haya una recesión del un 1,5%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario