Wall Street perdió más de 1,5% tras el fin del crecimiento en el empleo

Finanzas

El Departamento de Trabajo de EEUU informó este viernes una reducción de 701.000 puestos. El temor a una profunda recesión impactó en Wall Street.

Los principales índices de Wall Street cayeron más de un 1,5% el viernes, luego de que el coronavirus provocó un abrupto final a un registro récord de 113 meses consecutivos de creación de empleo en Estados Unidos, intensificando el temor a una profunda recesión económica.

El Promedio Industrial Dow Jones bajó un 1,7% en la jornada y cerró con una caída semanal del 2,7% mientras que el S&P 500 cedió un 1,5% este viernes, por lo que su merma en la semana fue del 2,1%.

Por su parte, el Nasdaq Composite también cayó un 1,5% y finalizó la semana con una contracción del 0,6%.

La propagación mundial del virus ha obligado a miles de millones de personas a permanecer en confinamiento y ha dejado a sectores enteros al borde del colapso, lo que ha llevado a despidos masivos y dramáticas medidas por parte de las empresas para recaudar efectivo.

Las nóminas no agrícolas se redujeron en 701.000 puestos el mes pasado, informó este viernes el Departamento del Trabajo estadounidense, poniendo fin a la histórica racha ganadora que databa desde octubre de 2010. La cifra podría ser más preocupante ya que el sondeo sólo consideró datos hasta mediados de marzo, antes de que las restricciones más amplias para salir de los hogares confinara más gente en el país.

Paralelamente, durante la semana pasada los pedidos de subsidios por desempleo fueron 6,6 millones, muy por encima de los 3,3 millones del registro previo.

"Los datos empeorarán mucho más en abril y mayo, antes de que comencemos a ver mejoras", dijo Eusell Price, economista jefe de Ameriprise Financial Services en Troy, Michigan.

De los 11 principales sectores del S&P 500, servicios básicos fue el de peor desempeño con un descenso del 3,6%, seguido de materiales y financiero con retrocesos superiores al 2%.

Adicionalmente, las acciones de Disney cayeron un 3% tras decir que suspendería a algunos empleados este mes, mientras que el minorista de lujo Neiman Marcus intensificaba los preparativos para buscar protección por bancarrota.

El S&P 500 cerró casi un 27% por debajo de su máximo récord anotado en febrero, con una pérdida cercana a los u$s7 billones en valor de mercado. Los economistas han recortado sus proyecciones para el PBI para Estados Unidos y Morgan Stanley ahora ve una contracción del 38% en el segundo trimestre.

Europa

Como un espejo de Wall Street, las acciones europeas cayeron este viernes, cerrando la semana con pérdidas tras conocerse un decepcionante dato de actividad empresarial que anuncia una profunda recesión económica y de ganancias por el brote del nuevo coronavirus.

El índice paneuropeo STOXX 600 perdió un 1%, en una sesión de declives liderados por las aseguradoras después de que el regulador de la Unión Europea les pidió suspender el reparto de dividendos y la recompra de acciones para elevar la liquidez.

De esta manera, en la semana cedió cerca de un 0,6% aunque tuvo cierta estabilidad tras los abruptos movimientos diarios que sufrió el mes pasado.

Entre las principales bolsas, la única que creció el viernes fue la de Madrid con un leve aumento del 0,1%. Por el contrario, las pérdidas más significativas las tuvieron el FTSE de Milán y el CAC de París, con contracciones del 2,7% y el 1,6%, respectivamente.

Un sondeo publicado más temprano en el día mostró que la actividad empresarial en la zona euro se contrajo severamente en marzo, entre previsiones de muchos analistas de que están por venir peores reportes, mientras la mayoría de las economías de la región se paralizan para frenar la propagación del virus.

"Estamos entrando en un clima con dividendos más bajos o inexistentes, menos opciones financieras, pero, sobre todo, menos empleo y una producción más baja", dijo Stephen Innes, un estratega en AxiCorp. "Muchas empresas de pequeño y gran tamaño no sobrevivirán a esta tormenta", agregó.

Las acciones bancarias entregaron un 2,2%, siendo el sector con peor desempeño en la semana, con un desplome cercano al 11%. El sector parece mucho menos atractivo después de algunas grandes entidades suspendieron el pago de dividendos más temprano en la semana.

Por su parte, las firmas energéticas también lastraron al STOXX 600, borrando gran parte de las ganancias del jueves, cuando hubo un alza récord en los precios del crudo por esperanzas de que Arabia Saudita y Rusia pongan fin a su guerra de precios. No obstante, consiguieron cerrar la semana con un avance del 9%.

Las acciones de empresas de cuidado de la salud fueron de las pocas que subieron en la sesión, ya que siguen beneficiándose de la demanda de seguridad y sumaron un 5,8% en la semana.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario