23 de septiembre 2020 - 20:41

Wall Street se derrumbó hasta 3% arrastrada por caída en acciones tecnológicas y energéticas

La elevada incertidumbre y el estancamiento de un proyecto de estímulo fiscal a empresas provocó una nueva caída en Wall Street. Empresas como Apple, Amazon o Netflix perdieron más de 4%.

El Nasdaq sufrió la mayor pérdida en Wall Street este miércoles.

El Nasdaq sufrió la mayor pérdida en Wall Street este miércoles.

Las acciones en Wall Street cayeron con fuerza este miércoles, en un marco de elevada incertidumbre y frente al estancamiento en el Congreso de EEUU de un proyecto para incrementar el estímulo fiscal con el objetivo de recuperar la economía de la profunda recesión provocada por la pandemia de Covid-19.

Entre los principales índices, el Promedio Industrial Dow Jones cayó un 1,9%, a 26.763 unidades y el S&P 500 perdió un 2,4%, a 3.236,92 unidades. Con mayor pendiente, el Nasdaq Composite se derrumbó un 3%, a 10.632,99 unidades.

Los principales valores tecnológicos como Apple, Amazon o Netflix perdieron más de 4%, en tanto Microsoft y Alphabet, la matriz de Google, cedieron más de 3%.

En el mismo sentido, los 11 principales sectores del S&P cerraron a la baja. Energía, que ya es el sector de peor desempeño este año, lideró el descenso tras sellar su mayor caída diaria desde el 9 de julio.

Las esperanzas en torno a una fuerte recuperación y a un estímulo histórico impulsaron las bolsas en Estados Unidos tras la caída que generó el coronavirus en marzo. Pero las dudas sobre otro proyecto de ley de rescate y una venta de acciones relacionadas con la tecnología han mermado la confianza desde que el mercado alcanzó niveles máximos el 2 de septiembre.

La caída se produjo exactamente seis meses después del día en que las acciones estadounidenses bajaron a mínimos el 23 de marzo a raíz de la crisis sanitaria.

"La economía no volverá a la normalidad hasta que se aplique una vacuna", dijo Jason Pride, director de inversiones de patrimonio privado de Glenmede en Filadelfia.

"Estamos en esa fase en la que es más difícil lograr la siguiente parte de la recuperación, la siguiente parte de la reapertura", dijo Pride. "Todavía lo estamos haciendo, pero el progreso es mucho más lento que en los primeros tres meses de reapertura".

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo el miércoles que el banco central no planea ningún cambio "importante" en su programa de préstamos Main Street, al tiempo que agregó que tanto la Fed como el Congreso deben seguir trabajando para concretar la reactivación productiva.

"Cuanto más tiempo pasemos sin nuevos estímulos, más difícil será mantener los avances económicos", dijo Willie Delwiche, estratega de inversiones de Baird en Milwaukee.

Datos de IHS Markit mostraron que la actividad empresarial en Estados Unidos se frenó en septiembre, ya que los avances de las fábricas fueron anulados por un retroceso en las industrias de servicios.

Dejá tu comentario

Te puede interesar