Hazaña de 10 alpinistas: por primera vez conquistaron en invierno la cima de "la montaña salvaje"

Información General

El K2, la segunda montaña más alta del mundo, ostenta 8.611 metros. Era el único de los catorce picos por encima de los 8.000 m que nunca había sido alcanzado en esta época del año, cuando los vientos alcanzan los 200 km/h y las temperaturas pueden bajar hasta -60°.

Un equipo de alpinistas nepalíes hizo historia con su conquista invernal del K2, la segunda montaña más alta del mundo. Llamado "la montaña salvaje", era el único de los catorce picos por encima de los 8.000 m que nunca había sido conquistado en esta época del año.

Tras un siglo a la sombra de los escaladores occidentales, el equipo regresó triunfalmente a Nepal, recibido por cientos de seguidores con los brazos llenos de flores. Motos con los colores nacionales escoltaron a los héroes desde el aeropuerto.

La proeza de estos diez alpinistas nepalíes puso finalmente de manifiesto el valor de los sherpas y el papel esencial que han desempeñado sus antepasados desde las primeras expediciones dirigidas por occidentales a principios del siglo XX.

"Esto no es solo un logro nuestro, es también el logro de todos los nepalíes, que las generaciones futuras podrán recordar y estar orgullosas", dijo Mingma Gyalje, uno de los miembros de la expedición.

Estos alpinistas alcanzaron por primera vez en pleno invierno la cima del K2, de 8.611 metros, en la cordillera del Karakórum, en Pakistán. Era el único de los catorce picos por encima de los 8.000 m que nunca había sido conquistado en esta época del año.

El K2, también llamado "la montaña salvaje", está sometido en invierno a vientos muy violentos que pueden alcanzar los 200 km/h. Las temperaturas pueden bajar hasta -60°.

Un puñado de expediciones ya había emprendido la ascensión del K2 en invierno pero no habían llegado a la cima.

Los sherpas integraron todas las expediciones británicas lanzadas en la década de 1920 para conquistar el Everest.

Forman parte de las comunidades más pobres de Nepal y no soñaban con alcanzar la cima ayudando a escaladores extranjeros sino que arriesgaban sus vidas solo para dar suficiente comida a sus familias.

Temas

Dejá tu comentario