AMIA: homenaje con sirenas, políticos y gigantografías

Información General

El próximo 18 de julio Buenos Aires debería parecerse a Jerusalén, Tel Aviv, Haifa, Eilat o cualquier otro punto de la geografía israelí: ese día, a las 9.53, las sirenas de todos los vehículos policiales, de bomberos y las dependencias de las fuerzas de seguridad sonarán en homenaje a las 85 víctimas fatales del atentado contra la sede de la AMIA.

El lunes último Aldo Donzis, presidente de la DAIA, se entrevistó con el jefe de la Policía Federal, el comisario Néstor Vallecas, y le presentó el proyecto. El policía accedió de inmediato, y cursó la orden a todas las dependencias de la Federal.

Entonces, ese día la capital porteña sonará como Israel; allí todas las sirenas se activan al unísono dos veces al año: en Iom HaShoá (el día de la recordación del Holocausto) y en Iom HaZikaron (el día del Recuerdo, en el que se homenajea a los soldados y civiles caídos en todas las guerras que debió librar el estado hebreo para garantizar su supervivencia).

Tal como adelantara este diario, la principal oradora invitada será la catalana Pilar Rahola, ex diputada y vicealcaldesa de Barcelona, quien a pesar de ser una mujer de izquierda es una acérrima defensora del derecho que tiene Israel a existir.

  • Mural

    Otra novedad que encontrarán quienes asistan al actohomenaje será la gigantografía de 2.000 metros cuadrados que se colgará del actual edificio de la AMIA. En el mural habrá una foto del viejo edificio, volado hasta los cimientos por la camionetabomba que explotó aquella fatídica mañana de julio.

    La obvia intención de estas novedades (la escenografía, la presencia de una oradora polémica, internacional y conocida, que suele publicar sus diatribas antiterroristas en los grandes diarios europeos) es tratar de que la gente vuelva a apoyar a los familiares de las víctimas, concurriendo al acto. Es un hecho que -como es lógico y casi esperable- cada año el número de asistentes mengua.

    Este año, sin embargo, y dado que en octubre habrá elecciones generales, se espera que una nutrida cantidad de políticos se agolpe en las inmediaciones del palco; una de las habitués de estos años pasados es la actual candidata a presidenta Cristina de Kirchner, quien aún no confirmó su presencia. En cambio, sí lo harán autoridades de entidades judías internacionales, incluyendo a Claudio Epelman, el primer argentino en encabezar el Consejo Judío Latinoamericano en 71 años.

    El homenaje de la Federal llega trece años después del peor atentado de la historia argentina, cuya autoría la Justicia atribuye al gobierno de Irán. Esta cantidad de años seguramente provocará no pocas resonancias en algunos de los discursos que se escucharán desde el palco ubicado -como siempre- en Pasteur y Viamonte. Sucede que a los trece años un chico judío celebra su bar mitzvá, ceremonia en la que de manera «oficial» ingresa en el mundo adulto (se lo habilita para leer los rollos de la Torá, o sea el Antiguo Testamento).

    Las secuelas del atentado -judiciales, personales, políticas- entran entonces en la adultez, pero sin un solo preso, sea entre los autores materiales, los intelectuales o incluso de la denominada « conexión local».
  • Dejá tu comentario