Analogía futbolística de Alberto Fernández pone en debate el aumento de casos de coronavirus

Información General

¿Hay tantos más casos o los había antes y no se medían? El infectólogo Eduardo López explica el giro de estrategia. Es clave: sobre ese incremento se basa la decisión de extender la cuarentena.

El presidente Alberto Fernández, utilizó una figura futbolística -con referencia a su club Argentinos Juniors- para mostrar que hay más casos porque se está buscando en los lugares donde se presume que hay más contagios, como hinchas de ese equipo en la esquina de Boyacá y Juan A. García. Eso cambia el criterio con que se medían los contagios de coronavirus en una primera etapa. Sin embargo, se habla de la imposibilidad de flexibilizar la cuarentena porque los casos aumentaron. Para tratar de entender estas dos ideas, Ámbito Financiero habló con el infectólogo Eduardo López, integrante del equipo de asesores presidencial.

Periodista: ¿Hay tantos más casos de coronavirus o se están aumentando los testeos y son más específicos?

Eduardo López: Si testeo en una casa hasta el perro y da negativo, es negativo. Lo que hice es aumentar el número de testeos pero no los positivos. Si voy a una villa y encuentro 20 positivos no es porque aumenté el número de testeos, es porque los casos estaban y los fui a buscar. Esto se llama búsqueda activa. Es algo bueno que se está haciendo ahora. Yo voy a una casa y pregunto si hay alguien con algún síntoma. Como ahora no es necesario tener fiebre, aparecen más sospechosos. Ahora, con un poco de tos, se los testea. Si se va haciendo activamente la búsqueda aumentan los casos. Cuando se tiene una comunidad con casos infecciosos y aumenta el testeo va a encontrar más casos. Si no los testea, no va a encontrar ninguno.

P: Pero se estaban haciendo pocos testeos...

E.L.: No me lo diga a mí, que lo planteé desde un principio. Cuando yo insistía con los testeos era para ir a buscar a los sospechosos. Si uno no hace una búsqueda activa, el sospechoso no se sabe si es o no positivo

P.: Al cambiar la estrategia de testeos, aumentaron los casos. No se sabe si es un aumento real o un cambio de metodología. El crecimiento se compara con momentos con distintas metodologías.

E.L.: Claro. Aparecieron casos en barrios marginales que fueron a buscarlos, fueron puerta por puerta. Es lógico. Cambió la estrategia de búsqueda y la definición de casos sospechosos. Tuvimos tres tipos de casos sospechosos. Primero, con fiebre de más de 38 grados y algún síntoma adicional. Pero había que llegar a 38 grados. Siempre lo discutí. Después se bajó a 37.5 porque se vio que mucha gente tenía fiebrícula, fiebre baja. En los barrios vulnerables se volvieron a hacer más sensibles los controles. Ahí, la fiebre es un dato más. Si no tiene, pero tiene tos o dolor de garganta, se lo testea igual. Al golpear la puerta encuentro a un infectado que en otras circunstancias no se computaba. Además, se aumentaron los testeos. Al hacer más sensible la definición de casos sospechosos es posible que aparezcan otros individuos que antes no aparecían.

P.: Esos individuos que ahora se encuentran, nadie puede saber si estaban hace un mes y no se los buscaba...

E.L.: Es correcto. No lo sabemos.

P.: El tema es que, por ese aumento de casos se decide aplicar más restricciones. Así lo explicó el jefe de Gobierno porteño.

E.L.: Se busca más porque empezaron a aparecer casos en barrios vulnerables que antes no los teníamos. Es multifacético el tema. El 21 de abril apareció el primer caso en la Villa 31, una semana o poco más llegaron a 100. Algo estaba pasando. El mecanismo fue ir a testear casa por casa.

P.: Muchos de esos casos, si no se los iba a testear, la gente ni se daba cuenta de que estaba infectada Los asintomáticos.

E.L.: No lo sé. Probablemente sea así. Aparte de eso, el número de casos está por encima. Hay muchos más casos de los que se esperaba.

P.: Se habla de cantidad de casos y se compara con otros países que testean más. ¿Eso es comparar peras con manzanas?

E.L.: Es correcto. Cuando usted testea mucho, le sube el número de casos. Si no testeara tanto, no los encontraría

El número de reproducción en muchos barrios está en 8 días. En España o Italia, cuando lo tenían en cuatro días, tuvieron problemas graves. Tenemos que evitar eso.

P.: Se está esperando el pico pero, ¿de qué magnitud puede ser? ¿Cómo España o Italia?

E.L.: Estas dos semanas van a ser muy importante para ver lo que sucede en las villas. Creo que no vamos a tener picos de los niveles de Italia o España. La clave es que no se mantengan mucho tiempo.

P.: ¿Sigue formando parte de los asesores presidenciales?

E.L.: Estoy dentro del equipo de expertos pero la toma de decisión es el ministro de Salud.

P.: ¿Estuvo en la última reunión con el Presidente?

E.L.: No estuve

P.: Pero ha estado en otras

E..L.: Sí, he ido a otras.

P.: ¿Se siente desplazado?

E.L.: No me siento desplazado. Tengo una opinión personal. Fui uno de los que dije que había que hacer una cuarentena precoz. Si la decisión del Ministerio es que vaya tal o cual me da exactamente lo mismo. Voy a apoyar la idea de que la cuarentena es una herramienta fenomenal pero no me voy a suicidar científicamente diciendo que no hacía falta testear.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario