Pese a la caída de precios de inmuebles, la demanda está en niveles mínimos

Información General

Según el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la Provincia de Buenos Aires hay una "pandemia inmobiliaria".

La situación que atraviesa el sector inmobiliario, con la falta de ventas, sin créditos hipote-carios y con la nueva ley de alquileres, es muy dura.

El vicepresidente del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la provincia de Buenos Aires, José María Sacco, advirtió que la Argentina también afronta una “pandemia inmobiliaria”. Dijo que existe un “aumento exponencial de la oferta de venta de propiedades y una muy baja demanda en el sector, que arrastra 30 meses de contracción”.

“Estamos en un contexto de bajísima demanda y el stock de propiedades disponibles no para de subir a pesar de la caída de los valores de venta”, aseguró.

Por su parte, sobre la crisis del sector, dijo que “si bien durante el 2019 el mercado comenzó a dar señales de recesión, aumentó con el inicio de la pandemia y el freno a las distintas actividades, en el marco de las medidas sanitarias y restricciones que se tomaron”.

“La demanda de compra se encuentra en niveles mínimos y no para de subir la oferta y a esto se suma la falta de acceso al crédito hipotecario”, agregó en un comunicado.

Sacco sostuvo que también “hay otros factores determinantes como el cepo cambiario y la baja rentabilidad de los alquileres que resienten a nuestro sector”.

Según un relevamiento del Colegio de Martilleros de la Provincia de Buenos Aires, la oferta de inmuebles, en comparación con el mismo período del 2020, se incrementó en casi un 50%, mientras que las operaciones que se concretan no alcanzan al 5% del stock disponible. Además, señaló que “en la provincia registramos un cierre del 50% de locales comerciales en los grandes conglomerados urbanos”.

“Nuestro sector lleva 30 meses de caída consecutiva y el 2020 fue el peor año de la historia en ventas, con una caída del 43,9%”, detalló Sacco.

El directivo de los martilleros bonaerenses cuestionó la ley de alquileres y propuso reducir de tres a dos años la duración de los contratos, y corregir el índice de actualización.

“Hay pocas viviendas disponibles y muchos inquilinos en búsqueda de un lugar donde vivir”, advirtió Sacco, y agregó que “alrededor de un 60% de propietarios retiraron su propiedad de la oferta y la pusieron a la venta”.

El vicepresidente del Colegio de Martilleros sostuvo que “es imprescindible, para resolver el déficit habitacional de la Argentina, la intervención del Estado junto a los sectores involucrados como bancos, el sector inmobiliario e inversores”.

Dejá tu comentario