Ahmadineyad quiere asistir a la reunión de revisión del Tratado de No Proliferación Nuclear

Mundo

Estados Unidos confirmó que el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, solicitó un visado para entrar al país para participar en la conferencia de revisión del Tratado de No Proliferación (TNP) que comienza en Nueva York la próxima semana en la sede de Naciones Unidas.

El portavoz del Departamento de Estado norteamericano, P.J. Crowley confirmó que las solicitudes de Ahmadineyad y su delegación habían sido presentadas en Berna, Suiza, e indicó que era probable que fueran aprobadas.

"Tenemos ciertas responsabilidades como anfitriones de Naciones Unidas", dijo Crowley. "A cualquier funcionario extranjero que venga a Naciones Unidas para asuntos oficiales normalmente se le concede una visa", agregó. Irán y Estados Unidos no tienen relaciones diplomáticas.

Washington y otras potencias occidentales acusan a Irán de buscar desarrollar armas nucleares a pesar de su compromiso bajo el TNP de no hacerlo. Teherán dice que su programa nuclear sólo busca generar electricidad.

El ministro de Relaciones Exteriores iraní, Manouchehr Mottaki, tenía originalmente programado liderar la delegación de su país en la conferencia que se celebra entre el 3 y el 28 de mayo en la sede de la ONU, la cual buscará evaluar el cumplimiento del pacto de control de armas.

El tratado fue diseñado para detener la expansión de armas atómicas e incentivar la eliminación de los arsenales existentes.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, liderará la delegación estadounidense en la conferencia a la que asistirán otros 30 ministros de Exteriores.

El TNP -tratado que fue firmado por Irán- es revisado cada cinco años por los Estados miembro de Naciones Unidas.

La conferencia se realiza en momentos en que Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania persuanden a China y a Rusia para ayudar a elaborar una cuarta resolución de sanciones contra Teherán por negarse a suspender su programa de enriquecimiento nuclear.

El enriquecimiento de uranio puede producir combustible para plantas de energía o armamento.

A las potencias occidentales les gustaría que la revisión al TNP acordara un plan de acción para reforzar el tratado de modo que sea más difícil que estados como Irán y Corea del Norte adquieran delicada tecnología y la capacidad de producir armas nucleares.

Dejá tu comentario