Alan García descartó una alianza con Lourdes Flores

Mundo

Lima (EFE, Reuters, AFP, ANSA) - El socialdemócrata Alan García, seguro rival de Ollanta Humala en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales peruanas, rechazó ayer la posibilidad de formalizar una alianza con el centroderecha de Lourdes Flores y, a cambio, prometió que un eventual gobierno suyo será «amplio y antisectario» y estará formado por personas honestas.

Con 98% de los votos escrutados, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) otorgó ayer al nacionalista Humala 30,72% de los votos, y al ex presidente García 24,33%, dejando prácticamente fuera de la carrera presidencial a la conservadora Flores. El organismo dijo, además, que es «improbable» que los resultados aún puedan variar.

García, quien habló entonces como virtual vencedor de la disputa con Flores, convocó «a todas las instituciones y a los peruanos que quieran actuar en favor del Perú» a unirse a su propuesta para derrotar a Humala, el candidato más votado el pasado 9 de abril.

Aclaró que «en caso de ganar la segunda vuelta» su gobierno será «amplio y antisectario» y anunció que « convocará a todas las instituciones, a todos los peruanos y a todos los técnicos que tienen preocupación por el Perú».

  • Convocatoria

    «Los convoco a la inmensa tarea de poner en marcha el país», señaló en una rueda de prensa en la sede de su partido en Lima.

    «Demostraremos que queremos hacer un gobierno amplísimo que pueda convocar a los mejores técnicos y a los más honestos de todos los sectores del país», agregó. Pese a eso, se mostró en desacuerdo con la propuesta del escritor Mario Vargas Llosa, quien abogó por una alianza entre la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA) de García, y Unidad Nacional, de Flores, con el fin de evitar una victoria de Humala, hombre cercano al venezolano Hugo Chávez.

    «No creo que sea un consejo acertado», respondió en referencia a la propuesta de Vargas Llosa, a quien agradeció, sin embargo, que vaya a darle su voto en la segunda vuelta electoral del próximo 28 de mayo pese a ser un enemigo político.

    García rechaza la posibilidad de un acuerdo formal con UN porque sabe que, de cualquier modo, recibirá los votos de quienes sienten pánico por Humala, acusado de ser una amenaza para la vigencia de la democracia y el libre mercado.

    García deberá lidiar en la nueva campaña electoral que se abre con el lastre que dejó en su gobierno (1985-1990), que terminó con una hiperinflación de 7.600% y un auge de la violencia terrorista.

  • Madurez

    En su conferencia de prensa de ayer, dijo que ahora tiene una «excelente oportunidad de demostrar lo que ha madurado el APRA, lo que ha aprendido el APRA, sin caer en la demagogia y en la exageración». Con estas palabras, el ex mandatario insistió en su esfuerzo por mostrarse moderado y lejos de las propuestas de nacionalización de la banca y de no pago de los servicios de la deuda externa, impulsadas en su gestión. García señala ahora que el « modelo neoliberal» sólo necesita algunos « retoques».

    Mientras, a pesar de la ausencia todavía de una confirmación oficial del resultado final de la primera vuelta, partidarios de Flores admitieron ayer que la candidata fue derrotada.

    Mientras se esperaba que la propia Flores admitiera su derrota ante García (lo mismo que le ocurrió en 2001), Arturo Woodman, su candidato a la vicepresidencia, señaló: «Considero bastante difícil pasar a la segunda vuelta».
  • Dejá tu comentario