Chávez: "Si invaden, quemo pozos de crudo"

Mundo

Caracas (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, advirtió ayer que si los Estados Unidos agreden a su país para adueñarse de su petróleo, tendría que volar los campos petroleros tal y como hacen los iraquíes.

El mandatario, quien suele arremeter contra su colega George W. Bush, sostiene que desde los EE.UU. se fragua una invasión a Venezuela que tiene como fin tomar las riquezas gasíferas y petroleras del quinto exportador mundial de crudo, lo cual desmienten desde Washington.

«Si a Venezuela la llegan a agredir, nosotros haremos lo que hacen los iraquíes, no nos quedaría más alternativa, volaremos nuestros propios campos petroleros, pero no se van a llevar este petróleo», dijo en un acto con algunos presidentes sudamericanos reunidos en una cumbre en Paraguay. «Si nos agreden, no habrá petróleo para nadie», afirmó en su discurso, que fue transmitido por el canal estatal Venezolana de Televisión.

En la misma línea, el vicepresidente venezolano, José Vicente Rangel, aseguró que « cualquier intento por atemorizar a Venezuela es perdido», al referirse a las maniobras navales que realizan los EE.UU. en el Mar Caribe. «Las potencias imperiales creen que a través de la intimidación pueden subyugar a los pueblos», apuntó el funcionario tras aseverar que «el tiempo de la intimidación ya pasó». «Vamos a ver hasta dónde se acercan los barcos», agregó Rangel.

El martes, Chris Loundermon, portavoz del Comando Sur norteamericano en Miami, negó que la presencia de 6.500 marinos estadounidenses en aguas caribeñas busquen intimidar a Venezuela. «Sé que hay preocupación de parte de ese gobierno, pero lo que puedo decirle es que Sociedad de las Américas (como se denominan las maniobras) no se centra en ningún país en particular», señaló el portavoz.

Cuatro buques, entre ellos el portaaviones USS George Washington, prevén visitar hasta mayo algunos países caribeños vecinos a aguas territoriales venezolanas para realizar operaciones navales conjuntas, lo que despertó críticas del gobierno de Caracas.

Mientras tanto, el Congreso venezolano pidió a su par de Colombia investigar un presunto complot del servicio secreto colombiano (DAS) para Chávez.

El presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Nicolás Maduro, le pidió en una carta a su homóloga colombiana, Claudia Blum, abrir una «averiguación exhaustiva que permita llevar tan grave asunto a sus últimas consecuencias».

  • Investigación

    Maduro señaló a la presidenta del Congreso colombiano que el legislativo venezolano abrirá una investigación «sobre el supuesto plan forjado por la inteligencia colombiana», para lo cual, dijo, requerirá la «cooperación y apoyo que conduzcan a su esclarecimiento».

    Las aseveraciones del ex jefe de informática del DAS, Rafael García, contra el ex director del organismo y actual cónsul de Colombia en Milán, Jorge Noguera, «nos llevan a realizar la presente solicitud en aras de preservar los lazos de amistad que unen a nuestros pueblos», agregó Blum.

    García -en prisión acusado de borrar antecedentes de criminales- denunció la semana pasada en varios medios que Noguera concertó un plan para asesinar a Chávez y a altos funcionarios venezolanos, con opositores del país vecino y paramilitares de Colombia. El ex funcionario aseguró que Noguera puso el DAS al servicio de los paramilitares de ultraderecha, y lo vinculó con un presunto fraude de esos grupos que habría beneficiado al presidente colombiano, Alvaro Uribe, en las elecciones de 2002.
  • Dejá tu comentario