Evergrande pelea por sobrevivir, pero se prolonga su crisis

Mundo

Hong Kong - Algunos tenedores de bonos en dólares del gigante chino de la construcción Evergrande esperan que este brinde más información sobre el pago de sus deudas a lo largo del próximo mes.

Evergrande, emblema del modelo de negocio de “pedir prestado para construir” y que alguna vez fue el desarrollador con más ventas de China, ha tenido problemas en los últimos meses luego de que Pekín endureció las reglas en el sector inmobiliario para controlar los niveles de deuda y la especulación.

Los mercados mundiales han estado en vilo en las últimas semanas, ya que las inminentes obligaciones de pago de Evergrande, que tiene una montaña de deuda de 305.000 millones de dólares, hicieron temer que sus dificultades pudieran suponer un riesgo sistémico para el sistema financiero chino y, aun, global.

Ante un posible escenario de cesación de pagos, el Gobierno chino comenzó a pedir a las autoridades regionales que se preparen para la posible caída del grupo, informó el Wall Street Journal. Eso fue descripto por el régimen como “la preparación para la posible tormenta”, según el artículo.

Intención

El presidente del grupo, Xu Jiayin, reunió el miércoles a la noche a más de 4.000 funcionarios de la compañía para pedirles que “dediquen toda su energía a la reanudación del trabajo y de la producción y a la entrega de bienes inmobiliarios”, indicó el diario bursátil China Securities Journal.

Xu, otrora una de las mayores fortunas de China, también subrayó que el grupo debe “hacer cuanto pueda para honrar” sus obligaciones.

Temas

Dejá tu comentario