EE.UU., la UE y la ONU urgieron a Colombia a frenar la represión

Mundo

Las manifestaciones cumplen una semana. Mientras que el defensor del Pueblo denuncia ataques armados y amenazas, la fuerza se dijo blanco de grupos armados.

Washington - Estados Unidos instó ayer a las fuerzas del orden en Colombia a actuar con “máxima moderación” durante las masivas protestas contra el gobierno de Iván Duque que han dejado al menos 19 víctimas fatales.

“Urgimos a la máxima moderación a las fuerzas públicas para evitar más pérdidas de vidas”, afirmó en una rueda de prensa la portavoz adjunta del Departamento de Estado, Jalina Porter, quien agregó que Washington sigue apoyando al gobierno en “sus esfuerzos para hacer frente a la situación actual mediante el diálogo político”. La funcionaria indicó que su país está “entristecido” por las “pérdidas de vidas y le envía sus condolencias a las familias y los amigos de todas las víctimas”,

Porter agregó que en todo el mundo los ciudadanos de países democráticos tienen un derecho “incuestionable” a protestar de forma pacífica y matizó que “la violencia y el vandalismo son un abuso de este derecho”.

Las protestas comenzaron el miércoles de la semana pasada en repudio a una reforma fiscal que el gobierno del derechista Iván Duque terminó retirando y que llevó a la salida del ministro de Finanzas. Ayer las manifestaciones y bloqueos en las calles seguían en varias ciudades.

Defensores de derechos humanos y oenegés denuncian amenazas y casos de violencia policial, que incluyen civiles muertos a manos de uniformados.

El país sudamericano atraviesa una dura situación económica derivada de la pandemia de coronavirus que azota duramente al continente, la cual provocó una contracción del PBI local de 6,8% en 2020, llevando el desempleo al 16,8% en marzo y sumiendo a casi la mitad la población en la informalidad y la pobreza, según cifras oficiales.

“Estamos profundamente alarmados por los acontecimientos ocurridos en la ciudad de Cali (suroeste) en Colombia la pasada noche, cuando la policía abrió fuego contra los manifestantes que protestaban contra la reforma tributaria, matando e hiriendo a varias personas, según la información recibida”, declaró por su parte en Ginebra Marta Hurtado, portavoz de la Oficina del alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH).

La Unión Europea se sumó a las advertencias y pidió “evitar el uso desproporcionado de la fuerza”.

El defensor del Pueblo (Ombudsman), Carlos Camargo, denunció que una persona de la entidad, junto a otro de la Procuraduría -encargada de indagar irregularidades de funcionarios- y tres defensores de derechos humanos, fueron atacados por la fuerza pública mientras asistían a detenidos en Cali.

Los cinco “fueron objeto de amenazas por parte de agentes de la policía nacional quienes dispararon en repetidas ocasiones al aire y al piso, tiraron granadas aturdidoras, los maltrataron verbalmente y les exigieron retirarse del lugar”, precisó.

La ONU participaba en esta comisión, pero no recibió “disparos directos”, según indicó en Twitter su oficina local de derechos humanos.

El ministro de Defensa, Diego Molano, evitó referirse al ataque y aseguró que policías y militares son víctimas de agresiones orquestadas por grupos armados.

Temas

Dejá tu comentario