Con polémica, lanzó México la ley de apertura petrolera

Mundo

México (AFP, Reuters, EFE) - Tras siete meses de intenso debate, la Cámara de Diputados de México sancionó anoche una reforma de la poderosa compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) que le otorga mayor autonomía financiera y de gestión.

La ley impulsada por el presidente Felipe Calderón quedó aprobada en general por una amplia mayoría en una maratónica y agitada sesión de más de cinco horas, en la que una treintena de diputados de izquierda protestaron desde los palcos del recinto.

Al cierre de esta edición, los diputados seguían discutiendo puntos en particular, mientras algunos legisladores trataban de boicotear la sesión.

Los siete dictámenes de los que consta la reforma, que ya habían recibido la luz verde del Senado, conceden mayor autonomía financiera y libertad para efectuar inversiones a la mayor empresa de México, que aporta 40% de los ingresos fiscales del presupuesto nacional.

El dictamen específicamentereferido a Pemex fue aprobado con 395 votos a favor y 82 en contra, con la oposición de algunos diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que exigieron sin éxito que se detallara la prohibición de dar contratos a privados en exploración y explotación, un tema tabú para la cultura política mexicana.

Los diputados disidentes, entre los que se encontraban legisladores izquierdistas y del PRD, reclamaban atender la propuesta del ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador de prohibir la concesión por bloques de la exploración y explotación a empresas extranjeras. López Obrador compitió con Calderón en las elecciones de 2006, en las que denunció fraude.

  • Reclamo

    El izquierdista Javier González Garza, coordinador del PRD, reclamó a los partidos Revolucionario Institucional (PRI, tercera fuerza) y Acción Nacional (PAN, gobernante) que expliquen su rechazo a incluir en la ley esa prohibición.

    «¿Es por no darle la razón a López Obrador o simplemente se están preparando para hacer negocios al amparo de la ley?», preguntó Garza.

    «No hay contratos de riesgo. No hay privatización de Pemex», respondió el diputado del PRI José Ascensión Orihuela Bárcenas.

    «Estamos legislando para las futuras generaciones. Con esta reforma Pemex se fortalece en la autonomía de gestión y financiera», replicó por su parte Jorge Rubén Nordhausen, del PAN.

    En marzo pasado, los legisladores opositores ya habían logrado frenar la aprobación de la norma, para dar curso a un debate encendido que contó con la participación de intelectuales y dirigentes sociales.

    Un enorme dispositivo de seguridad con más de 3.000 policías custodiaba los alrededores del recinto del Congreso, adonde confluyeron seguidores de López Obrador nucleados en el Movimiento de Defensa del Petróleo, formado desde que el presidente Calderón anunció a comienzos de 2008 la reforma de Pemex.
  • Dejá tu comentario