El Congreso de EE.UU. resiste pedido de Biden para limitar uso de armas tras la masacre

Mundo

El presidente norteamericano dijo que hay que hacer frente al lobby armamentista. Se propone profundizar la verificación de antecedentes para compradores.

Nueva York - Los legisladores estadounidenses no votarán rápidamente un par de proyectos de ley de verificación de antecedentes, a pesar del reclamo del presidente, Joe Biden, al Congreso para que adopte medidas sobre la legislación de control de armas.

Lo confirmó ayer el líder de la mayoría del Senado Chuck Schumer, demócrata de Nueva York, quien aseguró que la Cámara no votará de forma urgente sobre un par de proyectos de ley aprobados por la Cámara de Representantes. De esta manera, sugirió que los demócratas y republicanos tendrán más tiempo para negociar un posible pero improbable acuerdo bipartidista para abordar la oleada de tiroteos masivos en el país.

Reclamo

El presidente Biden pidió, una vez más al Congreso, que tomara medidas sobre la legislación de control de armas, instando a los legisladores a enfrentarse al lobby de las armas. “Estoy harto de ello. Tenemos que actuar, y no me digan que no podemos tener un impacto en esta carnicería”, dijo. “Como nación, tenemos que preguntarnos cuándo, en nombre de Dios, vamos a hacer frente al lobby de las armas. “Cuándo haremos lo que todos sabemos que hay que hacer en nuestro instinto?”

En los últimos años, legisladores de ambos partidos no han logrado llegar a un acuerdo, con posiciones diametralmente opuestas. “Mis colegas republicanos pueden trabajar con nosotros ahora. Sé que esta es una perspectiva delgada, muy delgada, demasiado delgada, nos han quemado tantas veces antes, pero esto es muy importante”, dijo Schumer en el Senado, el día después de que 19 niños y dos adultos fueran asesinados a tiros en una escuela primaria del sur de Texas a manos de un adolescente.

Otros demócratas, incluidos los senadores Richard Blumenthal, demócrata de Connecticut, aseguró que seguir adelante con los votos sobre la legislación de seguridad de las armas de inmediato, dejando constancia de la negativa de sus colegas republicanos, más cercanos a la defensa de la Segunda Enmienda.

En caso de que -como advirtió Schumer- no se trate de manera urgente el problema de las armas de fuego, el tema probablemente se demorará varios meses, teniendo en cuenta que habrá un receso en el Congreso del Día de los Caídos de la próxima semana. Al retornar al Congreso, advierten algunos demócratas, probablemente la cuestión de las armas pasará a un segundo plano.

Sin embargo, el líder demócrata tomó medidas para tener la opción en el futuro de llevar rápidamente el proyecto de ley de verificación de antecedentes a la cámara del Senado. En este caso, los demócratas se encontrarán con que carecen de los 10 votos republicanos necesarios para derrotar al partido opositor.

Tras señalar que era “poco probable” que los demócratas recibieran un apoyo sustancial de sus colegas republicanos, Schumer animó a los estadounidenses a llevar el tema a las urnas en las próximas legislativas. “Los estadounidenses pueden emitir su voto en noviembre por senadores o miembros del Congreso que reflejen su posición sobre las armas, poniendo este tema en la parte superior de las listas de votantes”, continuó Schumer.

Agencia ANSA

Temas

Dejá tu comentario