5 de octubre 2008 - 00:00

El ejército británico asegura que no será posible una "victoria decisiva" en Afganistán

El militar británico de mayor rango en Afganistán advirtió que deben rebajarse las expectativas sobre una victoria en la lucha contra los radicales islamistas talibán en el país, según informó hoy la prensa londinense.

El general de brigada Mark Clarleton-Smith, descartó en una entrevista publicada en la edición dominical del Sunday Times que se vaya a producir una "decisiva victoria militar", pese a que sus tropas restaron fuerzas a la insurgencia talibán.

El general de brigada realizó estas pragmáticas declaraciones justo después de la filtración de un memorando diplomático en el que un funcionario francés aseguraba que el embajador británico en Kabul, Sir Sherard Cowper-Coles, le había indicado que la estrategia actual en Afganistán está "condenada al fracaso".

Ahora el objetivo es evitar "en la medida de lo posible" que la insurgencia acabe con el Ejército afgano y ello puede requerir incluso "considerar diálogo con los talibán", dijo Carleton-Smith en la entrevista.

El comandante llegó a reconocer que si los talibán estuvieran dispuestos "a sentarse a la mesa" y hablar sobre un acuerdo político, eso supondría "una especie de avance".

De este modo, el comandante de la 16 Brigada de Asalto Aéreo trazó un oscuro panorama de la situación. "Es muy posible que abandonemos el país dejando un pequeño pero resistente núcleo de insurgencia rural tras nuestra marcha", declaró.

Las zonas que abandone el Ejército británico serán presa fácil de bandas criminales. "Cuando nos marchemos es muy posible que bandas nómadas de hombres armados recorran esta parte del mundo", lamentó, tras reconocer que pensar lo contrario "sería poco realista, y probablemente increíble".

Hasta 8.000 soldados británicos están estacionadas en el peligroso sur del país, donde desde el comienzo de la operación en 2001 unos 120 efectivos perdieron la vida.

Dejá tu comentario

Te puede interesar