El Vaticano prohibirá a los homosexuales ingresar al sacerdocio

Mundo

Quienes tengan un identidad sexual "incierta, tendencias homosexuales fuertemente radicadas o dificultad para vivir la castidad en el celibato no podrán ser sacerdotes", según un documento hecho público hoy por el Vaticano.

El texto precisa que no basta con comprometerse a no mantener relaciones sexuales, sino que es necesario valorar también la orientación sexual.

Se trata del documento "Orientaciones para el uso de las competencias de la psicología en la admisión y en la formación de los candidatos al sacerdocio", que fue presentado por el cardenal Zenon Grocholewski, prefecto de la Congregación para la Educación Católica, encargada de su preparación.

Según el escrito, la Iglesia tiene la tarea de discernir la vocación e idoneidad de los aspirantes a sacerdotes por doble motivo, para "salvaguardar el bien de la propia misión y al mismo tiempo el de los candidatos", y puede recurrir a psicólogos para evaluar el carácter y el equilibrio de los candidatos.

Grochlewski afirmó al presentar el documento que la homosexualidad, aunque no se practique, es una "desviación, una irregularidad, una herida" que impide cumplir la misión del sacerdote.

En el pasado, la Santa Sede siempre distinguió entre tendencias homosexuales justificables y práctica de la homosexualidad condenada como pecado.

Los sacerdotes, precisa el documento, tienen que tener un "sentido positivo y estable de la propia identidad viril, de relacionarse de forma madura con otras personas, capacidad de corregirse, gusto por la belleza entendida como esplendor de la verdad y la capacidad de integrar su propia sexualidad en consideración a la obligación del celibato".

El documento añade que el camino formativo "deberá ser interrumpido" en el caso en el que el candidato a pesar de "su esfuerzo, el apoyo del psicólogo o de la psicoterapia continuase manifestando incapacidad para afrontar sus graves problemas de inmadurez".

Entre esos "graves problema de inmadurez", el Vaticano incluye "fuerte dependencias afectivas, notable carencia de libertad en las relaciones, excesiva rigidez de carácter, falta de lealtad, identidad sexual incierta y tendencias homosexuales fuertemente radicadas".

Dejá tu comentario