En Pakistán: 200 muertos por choque de tres trenes

Mundo

G hotki-Islamab, Pakistán (ANSA-EFE) - Al menos 200 personas, aunque se teme que sean en verdad 300, murieron en el segundo mayor accidente ferroviario ocurrido en Pakistán al chocar tres formaciones en las que viajaban unas 2.000 personas. La tragedia se produjo cerca de Ghotki, localidad pequeña del sur de Pakistán, y a unos 430 kilómetros al nordeste del puerto de Karachi, el principal del país. La colisión se habría producido, al parecer, por problemas técnicos, aunque funcionarios estatales responsabilizan a los conductores. De todos modos, no se descartan otras causas pese a que el presidente, Pervez Musharraf, descartó cualquier posibilidad de un atentado. «Probablemente se trató de una negligencia», dijo a la televisión estatal desde el lugar de la tragedia. El gobiernopaquistaní colaboró con información de inteligencia con el gobierno británico antes de los atentados en Londres.

La hipótesis oficial es que el conductor del tren que llegaba a la estación se haya dormido y que la formación haya avanzado a pesar de que las señales se lo impidieran. «Parece que el origen del desastre fue un problema en las señales luminosas», dijo Junaid Qureshi, un responsable del servicio ferroviario del país. «El conductor del Karachi Express -agregó Qureshi- tal vez consideró que la señal lo autorizaba a continuar o no vio la luz roja, y así el tren impactó en los últimos vagones del Quetta Express.» «Violó una señal, y el accidente aparentemente se produjo a causa de su error», afirmó el jefe de los ferrocarriles paquistaníes, Shakeel Durrani.

Hasta hoy, las fuentes oficiales locales dieron una cifra provisoria de 150 muertos, pero de manera extraoficial se habla de 200 víctimas mortales y el temor de que trepen a 300. También se habla oficialmente de 150 heridos, 12 de ellos de gravedad, mientras que fuentes hospitalarias hablaron de cerca de 1.000 personas que sufrieron heridas en el descarrilamiento de 13 vagones.

El Quetta Express se encontraba detenido en la estación de Sarhad para una reparación sobre la línea ferroviaria que une Karachi a Lahore, las dos ciudades más grandes del país, cuando fue embestido por el Karachi Express, que venía de Lahore a una velocidad de 120 kilómetros por hora. El impacto fue devastador pues tres vagones descarrilaron e invadieron la vía adyacente, justo en el momentoen que circulaba en sentido contrario el convoy del Tazgam Express, proveniente de Karachi.


• Terrorífico

«Fue un espectáculo terrorífico. Vi cuerpos por todas partes y personas que lloraban. Padres en busca de sus hijos y mujeres que buscaban a sus maridos», dijo un testigo. «Todos los cuerpos fueron removidos del lugar del accidente y transportados a hospitales y morgues», declaró el ministro de los Ferrocarriles,Ishaq Khan Khakwani. Si se confirman las cifras estimadas, se tratará de la segunda catástrofe ferroviaria más grave que vivió el país, luego de la registrada en 1990, que mató a 307 personas. En 1997, otro accidente causó la muerte de 136 pasajeros.

Anoche, el ejército paquistanícolaboraba en las tareas de rescate en la estación de Pakistán. Las imágenes transmitidas por las cadenas de televisión mostraban la magnitud de la catástrofe, con trece vagones convertidos en un amasijo de hierros y cadáveres.

En la vía se encontraba el Quetta Express, que estaba averiado, cuando el Karachi Express, un tren nocturno procedente de Lahore, se empotró contra él, al parecer porque su conductor no atendió a las señales enviadas desde la estación.

Es la segunda mayor tragedia ferroviaria. En las formaciones viajaban 2.000 personas. Gobierno niega atentado

Dejá tu comentario