Fin de la guerra en Alepo: el Ejército sirio retomó el control de la ciudad

Mundo

Rusia anunció este martes el fin de la ofensiva del Ejército sirio y sus aliados sobre Alepo tras haber recuperado el control de toda la ciudad, en medio de la indignación de las potencias occidentales, que denuncian una matanza sin precedentes en la ciudad.

"El Gobierno sirio ha establecido control sobre Alepo oriental", dijo el embajador ruso ante la ONU, Vitaly Churkin, en una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad.

Churkin dijo que las operaciones militares de las fuerzas progubernamentales se detuvieron este martes, después de que se alcanzara un acuerdo para permitir la salida de la ciudad de los combatientes rebeldes que quedaban allí.

La información fue confirmada desde el terreno por varias facciones opositoras, que señalaron que ha comenzado a observarse un alto el fuego previo a la evacuación de los insurgentes y de los civiles que deseen dejar la zona.

"Si todo va bien, eso quiere decir que la lucha por Alepo oriental se ha acabado", aseguró el embajador ruso, que confió en que el cierre de este "difícil capítulo" permita retomar las negociaciones de paz en Siria y dar apoyo humanitario a gran escala.

Alepo oriental ha sido objeto de un largo asedio por parte de las fuerzas del régimen de Bashar al Asad, que en los últimos días lanzaron una nueva ofensiva que ha terminado por hacer caer este bastión de los rebeldes y brindar al Gobierno su victoria militar más importante desde el inicio de la guerra.

Según la ONU, durante las últimas 48 horas se vio un "colapso casi total de las líneas de la oposición armada", que quedó arrinconada en un área de sólo el 5 por ciento del territorio que controlaba originalmente.

El avance del régimen se produjo tras "niveles de bombardeos que muchos testigos describieron como sin precedentes", dijo al Consejo de Seguridad el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

"Las muertes y heridas de civiles continúan a un ritmo brutal", aseguró Ban, que dijo que la ONU tiene "informaciones creíbles" del asesinato de multitud de civiles en bombardeos y ejecuciones sumarias por parte de fuerzas progubernamentales.

Según la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, al menos 82 civiles, incluidos mujeres y niños, habrían sido ejecutados por esas fuerzas en cuatro distritos de la ciudad.

Churkin, sin embargo, negó tener constancia de ningún crimen de este tipo y acusó a la ONU de propagar "noticias falsas" y sin contrastar.

"Este es un día oscuro para la gente de Alepo, sin duda el más oscuro de los pasados cinco años. Las fuerzas de Al Asad, apoyada por Rusia e Irán, han vuelto a redefinir el horror. Han pasado del asedio a la matanza", denunció el embajador británico ante la ONU, Matthew Rycroft.

El Reino Unido, que junto a Francia solicitó la reunión del Consejo de Seguridad, exigió a Rusia y a Siria que permitan, como poco, que personal de Naciones Unidas acceda a la zona para supervisar la situación, un llamamiento que reiteró luego el enviado de la organización para el conflicto, Staffan de Mistura.

Breve cronología de los eventos clave en la batalla por el control de Alepo.

- 2012

A principios de 2012, rebeldes toman el control de las zonas rurales al noroeste de la ciudad de Alepo, sitiando la base aérea militar de Minnegh y los pueblos de mayoría chiita de Nubel y Zahra.

Manifestantes opositores de Alepo son reprimidos por primera vez a balazos en julio de 2012, y los rebeldes comienzan a luchar por el control de la ciudad misma. Los distritos orientales más pobres caen rápidamente en manos de los rebeldes.

- 2013

Los rebeldes cortan la carretera principal de Alepo hacia el Sur, obligando a las fuerzas del gobierno de utilizar una ruta más larga, alternativa, para llegar a la ciudad desde la capital, Damasco.

La mitad occidental de Alepo, en poder del gobierno de Alepo, cae bajo sitio cuando la insurgencia corta brevemente la ruta alternativa. Pero en octubre, el gobierno sirio y aliados retoman la ruta y fortalecen su posición.

En abril de 2013, el minarete de la Mezquita Omeya de Alepo, de 1.000 años de antigüedad, se derrumba después de ser alcanzado por proyectiles durante combates.

- 2014

El gobierno sirio, que controla los cielos sobre Alepo, redobla su campaña de bombardeos desde aviones y helicópteros.

- 2015

Una serie de avances rebeldes pone al gobierno bajo presión en el noroeste de Siria, donde se encuentra Alepo. Pero en octubre de 2015, los primeras ataques aéreos rusos hace retroceder a los rebeldes.

- 2016

En febrero de 2016, avances del Ejército y sus aliados, con el apoyo aéreo de Rusia, cortan la ruta más directo de Turquía al este de Alepo, la zona controlada por los insurgentes. Las fuerzas sirias retoman la base de Minnegh y ponen fin al asedio de Nubel y Zahra, ejerciendo presión sobre las rutas de suministro insurgentes.

El 27 de julio las fuerzas del gobierno rodean completamente por primera vez el este de Alepo, pero el asedio se rompe 10 días después por una contraofensiva rebelde en el barrio de Ramousah.

El poder aéreo de Rusia y las milicias chiitas de Irak y el Líbano ayudan al Ejército a recapturar Ramousah el 8 de septiembre, volviendo a rodear el enclave rebelde.
El 22 de septiembre, Alepo es sacudida por los ataques aéreos más fuertes meses, y el gobierno anuncia una nueva ofensiva para retomar la ciudad.

Después de semanas de intensos bombardeo, en el que se ven afectados muchos hospitales y otras infraestructuras civiles, el gobierno de Siria y Rusia declararan una pausa en su campaña el 18 octubre, instando a los rebeldes y civiles a dejar el este de Alepo.

Una última ofensiva rebelde dirigida a romper el cerco comienza el 28 de octubre desde la campiña circundante hacia el oeste de la ciudad, pero después de hacer algunos progresos en los dos primeros días, pierde impulso y todas las ganancias se invierten en una semana.

El 15 de noviembre, los intensos ataques aéreos se reanudan en Alepo, y para el día 19 ya no quedan hospitales en servicio.

El 28 de noviembre, las fuerzas pro-gubernamentales toman la parte norte del sector rebelde en un avance repentino que reduce su tamaño en más de un tercio.

Otro avance rápido, el 5 y 6 de diciembre, pone al distrito de al-Shaar y gran parte de la histórica ciudad vieja de Alepo bajo el dominio del gobierno, dejando a los rebeldes atrapados en una pequeña porción en el sur de su antiguo enclave.

El 12 diciembre, el Ejército sirio realiza una serie de nuevos avances después de tomar el distrito de Sheikh Said tras días de intensos combates y bombardeos. Los rebeldes quedan atrapados en una pequeña parte de la ciudad.

El 13 de diciembre, Rusia anuncia que el Ejército sirio tomó control total de Alepo en virtud de un acuerdo de evacuación total de rebeldes.

Dejá tu comentario