Indigna a EEUU la muerte de una chica negra a tiros por la policía

Mundo

Ma'Khia Bryant tenía 16 años y, según los agentes, trató de atacar a otras personas con un cuchillo en Ohio.

Ma'Khia Bryant, una joven afroestadounidense de 16 años, murió el martes tiroteada por la policía de Ohio, casi al mismo tiempo en que en Minneapolis se conocía el veredicto por el asesinato de George Floyd, despertando indignación en Estados Unidos, donde el racismo y la brutalidad policial llevaron al gobierno de Joe Biden a investigar esas prácticas en las fuerzas de seguridad.

Las autoridades publicaron varios videos que parecen mostrar a la joven atacando a otros con un cuchillo antes de que recibiera un disparo mortal de un policía.

El agente involucrado, que no fue identificado, fue puesto en licencia administrativa pagada mientras se realiza una investigación, según la BBC.

Funcionarios de la División de Policía de Columbus, estado al que pertenece Ohio, publicaron las imágenes pocas horas después de que sucediera, una desviación del protocolo ya que la policía enfrenta un inmenso escrutinio por parte de los ciudadanos luego de una serie de recientes asesinatos policiales de minorías en Estados Unidos.

Embed

En la filmación se ve a la joven intentando atacar a otra persona, inmovilizada contra un auto. Desde unos metros de distancia, con gente a cada lado, el oficial dispara cuatro tiros y Bryant se desploma.

Un hombre le grita inmediatamente al policía: “¡No tenías que dispararle! ¡Es solo una niña!”.

Ma'Khia Bryant fue identificada por Servicios para Niños del Condado de Franklin, que dijo en un comunicado que la chica estaba bajo el cuidado de la agencia en el momento de su muerte, informó la agencia AP.

Este miércoles, el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció que abrirá una investigación civil sobre la policía de Minneapolis, en una señal de las intenciones del gobierno de Joe Biden de erradicar el abuso policial, un día después de que un agente blanco fuera declarado culpable del asesinato de George Floyd.

El veredicto el martes contra el policía Derek Chauvin levantó una ola de esperanza entre los afroestadounidenses, aunque otros casos recientes de muertes a manos de la policía muestran que aún hay un largo camino por recorrer, como el de un menor latino de 13 años, Adam Toledo, que fue abatido por un policía de Chicago.

También en Minneapolis, Daunte Wright, un afroestadounidense de 22 años, murió por un disparo de una policía blanca durante un control de tráfico el 11 de abril.

El funeral está previsto para el jueves al mediodía en una iglesia de la ciudad. La familia de Floyd, su abogado y la figura de derechos civiles Al Sharpton pronunciarán discursos.

Dejá tu comentario