Grupo vinculado a Al Qaeda reivindicó los atentados en Uganda que mataron a 74 personas

Mundo

El grupo armado vinculado a Al Qaeda más peligroso de Somalia reivindicó un doble atentado que ayer mató a 74 personas en Uganda durante la final del Mundial, en el peor ataque en la región en 12 años y el primero internacional de la peligrosa milicia somalí Al-Shabab.

Los atentados en la capital ugandesa aguaron la euforia africana posmundial, dejaron un tendal de condenas globales, marcaron una dramática internacionalización de la guerra civil somalí de ya dos décadas y un reajuste a cero de la ecuación de seguridad en Africa del este, con profundas implicaciones mundiales, según analistas.

"Estuvimos detrás del ataque porque ellos están en guerra con nosotros. Advertimos a Uganda que no desplegara tropas en Somalia, pero nos ignoraron", dijo Ali Mohamoud Rage, vocero de Al-Shabab, ante periodistas en Mogadiscio, capital de Somalia.

"Les advertimos que dejaran de masacrar a nuestro pueblo, y nos ignoraron. Las explosiones en Kampala fueron solo un mensaje menor para ellos. Los atacaramos en todo lados si Uganda no se retira de nuestra tierra", agregó el portavoz del grupo islamista, citado por la agencia de noticias DPA.

Rage dijo que un segundo país con tropas en Mogadiscio -Burundi- podría ser blanco de ataques muy pronto.

Los enfrentamientos en Mogadiscio entre milicianos islamistas y las tropas ugandesas y burundesas de la misión de la Unión Africana (UA) suelen dejar a civiles muertos y heridos.

Dos bombas estallaron ayer en un restaurante etíope y un club de rugby de la capital ugandesa mientras el público observaba la final del Mundial de fútbol entre Holanda y España.

Un vocero del gobierno ugandés dijo que la cifra de muertos trepó hoy a 74 y que hubo además 85 heridos.

Los atentados fueron los más graves en esa región del este de Africa desde los ataques de Al Qaeda de 1998 contra las embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania, que dejaron 229 muertos.

Un estadounidense figuraba entre las víctimas mortales de uno de los ataques en Kampala, informó hoy la embajada norteamericana.

Otros funcionarios dijeron que entre los muertos había también 60 ugandeses, nueve etíopes o eritreos, una irlandesa y una asiática, y que dos cuerpos no fueron identificados.

Al-Shabab controla gran parte de Somalia, está formado por numerosos veteranos de las guerras de Irak y Afganistán y está considerado una organización "terrorista" por Estados Unidos.

El presidente estadounidense, Barack Obama, que ayer condenó los ataques, habló hoy por teléfono con su par ugandés para manifestarle su pésame y ofrecerle el apoyo y la ayuda de su país, informó la Casa Blanca.

El mandatario ugandés, Yoweri Museveni, prometió hallar a los autores de la matanza y descartó retirar las tropas de Somalia.

El presidente de Somalia, Sharif Sheikh Ahmed, condenó el atentado "maligno" y deploró el hecho de que haya sido cometido mientras las víctimas disfrutaban de la final del Mundial.

La Alta Representante de Política Exterior de la Unión Europea (UE), Catherine Aston, dijo que los atentados "muestran un desprecio por la vida humana y los valores sociales básicos".

Dejá tu comentario