Hillary, de campaña con Obama. ¿Le dará cargo?

Mundo

Washington (EFE, AFP, ANSA) - Hillary Clinton salió a hacer campaña junto a Barack Obama en Florida, en un calculado gesto destinado a mostrar la unidad del Partido Demócrata y a facilitarle a su ex rival interno la pelea en uno de los estados clave para ganar la elección presidencial del 4 de noviembre.

La ex primera dama y el candidato presidencial primero hablaron juntos en un mitin de Orlando y luego siguieron su camino en La Florida, casi tres meses después de su última aparición pública conjunta en la convención demócrata.

Florida votó por George W. Bush en las últimas dos elecciones, pero ahora las encuestas muestran una ligera ventaja de Obama sobre John McCain. Este estado fue el epicentro de la polémica que en 2000 enfrentó a las candidaturas de Bush y Al Gore. En ese entonces, muchos de los votantes sufragaron en el sentido contrario al que pretendían debido a la complejidad del sistema, y otros desaparecieron de las listas. En 2004 Bush se impuso a John Kerry por 52% contra 47%.

Clinton, quien obtuvo 18 millones de votos en las primarias partidarias, recientemente visitó estados como Ohio y Pennsylvania, donde ganó las internas gracias al voto de los trabajadores blancos y los latinos, el sector del electorado con el que Obama tiene más problemas de conexión.

  • Sondeos

    Encuestas señalan que antes de la convención sólo 30% de los votantes de Clinton pensaban optar por Obama, pero ahora la cifra aumentó a 80%. La prensa norteamericana sostiene que si Obama gana las elecciones, podría pedirle a Clinton que ocupe un puesto en su gabinete, ya sea como secretaria de Estado o como secretaria de Salud.

    En la primera aparición que realizaron juntos tras la convención, el candidato negro aseguró el lunes en Orlando que «me siento orgulloso de ser amigo de Hillary Clinton».

    Por su parte, Clinton advirtió a los asistentes que en la economía «nada va a cambiar si no hay un cambio». En ningún momento la senadora por Nueva York dejó de arremeter contra los republicanos y utilizó un juego de palabras para desacreditar a el legado del actual presidente: «EE.UU. renacerá de las cenizas de los 'Bush' (arbustos, en inglés)».

    El reencuentro Obama-Clinton fue el acto estrella de la jornada en la que los demócratas pusieron en marcha toda su artillería para promover el voto anticipado. De hecho, desde el lunes por la mañana ya se puede votar en más de 30 estados de EE.UU.

    Por otro lado, con la crisis financiera como tema número uno del tramo final de la campaña, Obama aprovechó además la celebración de una Cumbre sobre Empleos con expertos y gobernadores en Florida para criticar a Bush y McCain.

    Rodeado del director de Google, Eric Schmidt, y del ex presidente de la Reserva Federal, Paul Volcker, ahora asesor de Obama, el aspirante a la Casa Blanca dijo en el foro sobre empleo que la crisis financiera que desde hace un mes afecta a EE.UU. «simplemente no brotó de la nada de la noche a la mañana».

    «Esto se venía desde hace mucho tiempo, y las señales de advertencia fueron muy claras, pero el presidente Bush no se ocupó de la crisis del estadounidense medio y el senador McCain no la admitió por completo», dijo Obama en el foro en un colegio en Lake Worth. «En vez de soluciones con sentido común, mes tras mes, ellos ofrecieron poco más que ignorancia deliberada, pensamientos ilusorios e ideología desactualizada», agregó, citado por CNN.

    A trece días para las elecciones el candidato negro mantiene una clara ventaja sobre el rival republicano en «varios escenarios» posibles para las elecciones del 4 de noviembre, indicó ayer Gallup. En la actualización diaria de su sondeo, la encuestadora ubicó al senador por Illinois entre 7 y 10 puntos adelante de su colega por Arizona, dependiendo de la afluencia a las urnas.

  • Solidez

    Así, en su versión más popular, elaborada sobre los «probables votantes», Obama aventaja a McCain por 10 puntos (52%-42%). En cambio, si se toma en cuenta la «historia» de voto de los consultados, su interés en la campaña y su actual predisposición declarada por ir a las urnas el 4 de noviembre, la ventaja se reduce a 7 puntos (51%-44%).

    De todas maneras, más allá de las oscilantes encuestas, Obama aparece sólido en los sondeos que muestran las preferencias en varios estados clave y que le dan una mayoría en el colegio electoral, que es el que en definitiva decide el resultado.

    Por su parte, el sitio de Internet RealClearPolitics (RCP) mantiene a Obama con 286 votos electorales (270 dan la mayoría) contra 155 de McCain, si se tienen en cuenta los sondeos preparados en estados con una tendencia bien marcada.
  • Dejá tu comentario