Irak, fuera de control: ayer hubo 400 muertos

Mundo

Bagdad (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - Irak vivió ayer una inquietante escalada de violencia, en medio un recrudecimiento de los combates y los atentados. Por un lado, militares locales, apoyados por tropas norteamericanas, libraban una dramática batalla en Najaf, que se saldaba hasta el momento con la muerte de «entre 250 y 300» insurgentes. Por el otro, 106 civiles perdieron la vida (52 en diferentes atentados y 56 por el accionar de escuadrones de la muerte), Estados Unidos anunció 5 bajas, que se sumaron a 6 del sábado. En Bagdad, 5 jóvenes murieron por un disparo de mortero lanzado contra una escuela secundaria de mujeres en un barrio sunita de esa ciudad. Los disparos impactaron en el patio del establecimiento repleto de alumnas y los vidrios de las ventanas estallaron,mientras que otras 20 jovencitas resultaron heridas, contó la directora de la escuela, Fawziya Swadi.

También en la capital, Fawzi Hariri, un consejero del Ministerio de Industria, fue asesinado junto a su hija y dos guardaespaldas en una emboscada. Diversos atentados en Bagdad se cobraron además la vida de 17 civiles.

  • Coches bomba

    Otros 16 civiles perdieron la vida en Kirkuk, la ciudad petrolera del norte de Irak, en sendos atentados con coches bomba en barrios de mayoría kurda. La caída de un obús de mortero contra la localidad sunita de Jorf al-Sajr, al sur de la capital, costó la vida a 10 de sus habitantes.

    A todo esto, hay que sumar el hallazgo de 54 cadáveres con impactos de bala y señales de tortura.

    En tanto, en lo que fue presentado como un éxito por las fuerzas de seguridad, unos 300 milicianos chiitas murieron durante combates con iraquíes apoyados por la aviación estadounidense en la sagrada cuidad chiita de Najaf (al sur).

    «Entre 250 y 300 hombres armados murieron en la batalla», declaró una fuente policial. «La aviación estadounidense bombardea intensamente la zona», agregó.

    Un oficial del ejército iraquí calificó esa cifra de « aproximada» al asegurar que «no se sabe exactamente cuántos murieron». «Había unos 500 combatientes en la zona y pensamos que los ataques aéreos los aniquilaron más o menos a todos», declaró.

    Los milicianos obedecían las órdenes de un clérigo local llamado Ahmed Hassani, quien se presenta como un representante de Mahdi, el imán cuyo retorno es esperado por los chiitas desde el siglo IX. La batalla se extendió durante todo el día y continuaba anoche, aseguró el coronel Ali Nomas.

    En el transcurso de esas operaciones, 3 soldados de Estados Unidos y 2 policías fallecieron y otros 15 agentes resultaron heridos. Asimismo, un helicóptero militar norteamericano, ocupado por 2 marines, fue alcanzado por disparos y se estrelló en el norte de la ciudad de Zarka, declaró el gobernador de la provincia de Nayaf, Assad Abu Kalal.

  • Helicóptero caído

    «Mientras llevaba a cabo operaciones para respaldar a las fuerzas de seguridad iraquíes que fueron atacadas previamente, un helicóptero de la división multinacional cayó hacia las 13.30 hora local», informó un comunicado del ejército de EE.UU.

    «Dos soldados murieron cuando el helicóptero se vino abajo. Sus cadáveres han sido recuperados», añadió el texto.

    Las fuerzas militares anunciaron ayer la muerte de seis soldados el sábado en una serie de atentados, por lo que ya eran 11 sus uniformados fallecidos desde el sábado.

    Esta ofensiva formó parte de una estrategia para evitar ataques de cara a la mayor festividad chiita, la Ashura, celebración que recuerda el sacrificio del Imán Hussein y sus 70 compañeros en la batalla del año 680 en Karbala.

    En 2004, durante esa festividad, 170 personas murieron en una serie de atentados en Karbala. Anoche, la localidad de Zarka estaba rodeada por el ejército iraquí, mientras que las fuerzas estadounidenses proveían apoyo aéreo.
  • Dejá tu comentario