¿Irrumpe en campaña el factor Bin Laden?

Mundo

La sombra de la red terrorista Al-Qaeda irrumpióen la recta final de la campaña estadounidese. «Oh Dios, humilla a ( George W.) Bush y a su partido. Oh señor de los mundos, degrádalo y desafíalo», dijo Abu Yahya al Libi al final de una oración, según un video publicado ayer en Internet.

Exactamente cuatro años atrás, el 30 de octubre de 2004, una grabación de Osama bin Laden copó los principales espacios de los medios de comunicación norteamericanos también a cuatro días de las elecciones que disputarían Bush y su rival demócrata John Kerry. En momentos en que la guerra contra el terrorismo figuraba como la principal preocupación de los votantes, el líder de la organización terrorista amenazaba a EE.UU con nuevos ataques masivos.

Pocas semanas después de los comicios, el propio Bush reconoció que la denominada «sorpresa de octubre» había ayudado a volcar a su favor a los indecisos. La pregunta ahora es: ¿este video logrará hacer cambiar de opinión al electorado?

Hoy, con la atención de los norteamericanos puesta en la crisis económica, es más dudoso que el factor de la seguridad nacional permita recrear aquel efecto. De cualquier manera, no es un dato menor el apoyo implícito de la red a la candidatura de Barack Obama. Un verdadero abrazo de oso que seguramente busca fortalecer como hace cuatro años a los halcones de Washington, una vieja manía de los grupos ultras que buscan medrar en los escenarios de antagonismo.

En materia de defensa, el aspirante demócrataha sido fuertemente cuestionado en varios tramos de la campaña por su postura en favor de negociar con los principales enemigos de EE.UU., que abarcan desde el presidente iraní Mahmud Ahmadinejad hasta el venezolano Hugo Chávez. Asimismo, desde las internas partidarias se viene poniendo en tela de jucio cuál es la verdadera confesión religiosa del senador afroamericano. A pesar de haber declarado ser un «crisitano devoto», en numerosas ocasiones sus enemigos políticos se encargaron e insinuar que es, en secreto, un musulmán. Ayer, manos anónimas cambiaron la B del nombre de Obama por una S en carteles callejeros vistos en el norte de Virginia, un estado clave para la cita del martes, de modo que se leyera «Osama-Biden», en un intento de vincular al demócrata y a su compañero de fórmula con el terrorista saudita.

Consciente del punto débil de su rival, John McCain, veterano de la guerra de Vietnam, se presenta como el candidato indicado para enfrentar una amenenaza islamista. «La cuestión es saber si (Obama) es un hombre con condiciones para proteger-EE.UU. de Osama bin Laden, Al-Qaeda y otras graves amenazas mundiales», cuestionó McCain tras una reunión con sus consejeros de seguridad en Florida. «Y no nos ha dado razones para contestar eso afirmativamente», agregó.

Sus declaraciones obligaron a uno de los más importantes asesores de Obama Robert Gibbs, a recordar que el candidato negro «dijo claramente en el último debate presidencial que lo último que le tocará a Bin Laden será la muerte o la captura» e hizo énfasis en la decisión de Obama de acabar con el terrorismo.

Dejá tu comentario