Italia: tras una reñida batalla, se define hoy el presidente del Senado

Mundo

Roma (EFE).- Ninguno de los dos candidatos en liza para presidir el Senado italiano logró ayer la mayoría necesaria para ser elegido después de que la tercera votación dejara al representante de centroizquierda, Franco Marini, a sólo un voto de la victoria.

Marini, de la alianza "la Unión", que lidera Romano Prodi, obtuvo 161 votos, y el veterano Giulio Andreotti, candidato del bloque conservador de Silvio Berlusconi, 155 votos.

Cinco senadores votaron en blanco, y hubo una papeleta que fue declarada nula porque ponía "Marini", en lugar del nombre completo "Franco Marini".

De haberse considerado válido, ese escrutinio hubiera dado la victoria al candidato de centroizquierda, que necesitaba el respaldo de 162 de los 322 senadores.

Por si fuera poco para aumentar la polémica, el presidente de la sesión, Oscar Luigi Scalfaro, cometió un error en la lectura de una de las papeletas, en la que aparecía escrito "Francesco Marini" en lugar de "Franco Marini", lo que le pasó inadvertido.

La revisión de los votos puso de relieve el error, que Scalfaro, de 87 años, admitió haber cometido, pero ello no impidió que desde las filas de la coalición conservadora se denunciara que el ex presidente de la República italiana no era apto para presidir la sesión.

Así las cosas, Scalfaro convocó una nueva votación para hoy a las 10.30 hora local (08.30 GMT), en la que no será necesaria una mayoría de dos tercios sino mayoría simple, lo que apunta a que Marini obtendrá la presidencia sin demasiadas dificultades.

La sesión de ayer se cerró con tintes rocambolescos, con los senadores, la mayoría de avanzada edad, agotados tras una maratoniana jornada que se prolongó hasta la madrugada.

Para el centroderecha que lidera Berlusconi, las dificultades para elegir al presidente de la Cámara Alta son una muestra de las que deberá afrontar el futuro Gobierno de Prodi, que ganó las elecciones generales del 9 y 10 de abril con una muy ajustada mayoría.

"Durante todo el día se ha visto que 'la Unión' no logra esa mayoría que afirma tener.

En este punto, después del voto del Senado, no puede recibir ningún encargo (de formar Gobierno)", afirmó Roberto Calderoli, líder de la federalista Liga Norte y aliado de Berlusconi.

La cuestión de quién presidirá el Senado centró todas las miradas de la primera jornada de trabajo del nuevo Parlamento, dado que reflejará el grado de respaldo con el que cuenta el centroizquierda en esa cámara.

Una eventual designación de Andreotti, de 87 años, significaría que la coalición de Prodi, pese a tener dos escaños más, carece del respaldo real mayoritario del Senado, lo que supondría un serio revés para su Gobierno.

Dejá tu comentario