29 de mayo 2024 - 09:09

La Unión Europea da un paso más hacia la regulación de la Inteligencia Artificial

La Comisión Europea, brazo ejecutivo de la Unión Europea, anunció la creación de una oficina especial para regular el uso de la Inteligencia Artificial. Hace algunas semanas, el bloque una primer legislación para reglamentar esta tecnología.

La Unión Europea creo un organismo específico para la regulación de la Inteligencia Artficial.

La Unión Europea creo un organismo específico para la regulación de la Inteligencia Artficial.

Parlamento Europeo

La Inteligencia Artificial ya está entre nosotros y comienza a impactar en todos los ámbitos de la sociedad. Es por eso que la Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la Unión Europea (UE), anunció este miércoles la creación de una oficina de expertos, economistas y abogados para regular el uso de esta tecnología en los países del bloque.

Según anunció el organismo, está oficina tendrá el objetivo de fomentar "el desarrollo, la implementación y el uso futuro de inteligencia artificial de manera que fomente la innovación, y los beneficios sociales y económicos". Hace poco más de dos semanas, el bloque aprobó la primera legislación referente a la IA.

El organismo estará compuesto por 140 personas entre los que se encuentran expertos en desarrollo tecnológico, economistas, abogados y más. El comisario europeo de mercado interno, Thierry Breton, afirmó que la Comisión impulsará "un ecosistema europeo de IA innovador, competitivo y respetuoso de las normas y valores de la UE".

parlamento europeo.avif
Tras un largo debate, el parlamento europeo aprobó la primera legislación relevante en referencia a la IA.

Tras un largo debate, el parlamento europeo aprobó la primera legislación relevante en referencia a la IA.

Por su parte, la vicepresidenta ejecutiva del organismo, Margrethe Vestager, indicó que la oficina actuará en contacto con la comunidad científica. "Queremos garantizar que la IA nos sirva como seres humanos y defienda nuestros valores".

El anuncio se produjo el mismo día en que los auditores de la UE criticaron a la Comisión por no invertir lo suficiente en IA para alcanzar los objetivos trazados por el bloque en esta materia. Cabe destacar que, luego de una larga y difícil negociación, la UE se transformó en el primer bloque en aprobar - este año - una ambiciosa legislación que determina las normas de utilización de la inteligencia artificial.

¿Qué dice la legislación que aprobó la UE?

Poco más de dos semanas atrás, y luego un extenso debate, la UE finalmente aprobó la primera legislación relevante a nivel mundial para la regulación de la inteligencia artificial. Se trata del AI Act, una normativa pionera que establece reglas sobre el uso y el desarrollo de herramientas potenciadas por este tipo de tecnología.

“Con el AI Act, Europa enfatiza la importancia de la confianza, la transparencia y la responsabilidad cuando se trata de nuevas tecnologías, asegurando al mismo tiempo que esta tecnología en rápida evolución pueda florecer y estimular la innovación europea”, declaró Mathieu Michel, secretario de Estado belga para la digitalización.

El documento divide en distintos niveles de "riesgos" el uso de la Inteligencia Artificial. Así, cada una de estas secciones y aplicaciones de esta tecnología serán tratadas de manera distinta, según las potenciales amenazas que sean percibidas.

Ciertas aplicaciones de la IA quedarán prohibidas a partir de la aplicación de la ley. Entre ellas, se encuentran los sistemas de “puntuación social” que clasifican a los ciudadanos en función de la agregación y el análisis de sus datos, el uso predictivo por parte de la Policía y el reconocimiento emocional en el lugar de trabajo y las escuelas.

Reconocimientof facial IA.jpg
La regulación prohíbe el uso de imágenes faciales obtenidas por cámaras de vigilancia para crear bases de datos.

La regulación prohíbe el uso de imágenes faciales obtenidas por cámaras de vigilancia para crear bases de datos.

Por otro lado, las aplicaciones de IA de alto riesgo también están contempladas en la nueva ley. Estas incluyen desarrollo de vehículos autónomos y dispositivos médicos, los cuales deberán ser evaluados por los riesgos que representan para la salud, la seguridad y los derechos fundamentales de los ciudadanos. También, se evaluarán aplicaciones de IA en servicios financieros y educación, donde existe el riesgo de sesgo incorporado en los algoritmos de IA.

Así, la Comisión Europea tendrá el poder de imponer multas a las empresas que violen el AI Act. Las mismas podrán ascender hasta los u$s38 millones o el 7% de sus ingresos anuales globales, lo que sea mayor.

A pesar de los pasos dados, la legislación prevé un largo periodo intermedio hasta su implementación y ejecución efectiva. Para comenzar, las restricciones a los sistemas de propósito general no empezarán hasta 12 meses después de entrada en vigor de la Ley de IA, es decir, hasta mayo 2025.

Además, cualquier sistema de IA generativa actualmente disponible comercialmente - como ChatGPT, Gemini de Google, y Copilot de Microsoft -, tendrá un “período de transición” de 36 meses desde la entrada en vigor del AI Act para cumplir con la legislación.

Dejá tu comentario

Te puede interesar