Lanza Israel fase final de la evacuación de Gaza

Mundo

Katif, Gaza (AFP, Reuters, EFE, ANSA) - El ejército israelí comenzó ayer con la última fase del Plan de Desconexión, al desalojar Katif y Atsmona, dos asentamientos de la Franja de Gaza que todavía estaban habitadas y en las que no encontró gran resistencia de los habitantes.

Se espera que para mañana Israel termine la evacuación de todos sus asentamientos de la zona, ocupada desde hace 38 años, y complete el desalojo de cuatro colonias del norte de Cisjordania que también forman parte del plan de retirada.

Sin esperar más, los responsables israelíes ordenaron ayer la destrucción inmediata de parte de las casas abandonadas de las colonias de Dugit y de Peat Sade.

Por la mañana, el ejército entró por la fuerza en la colonia de Katif, donde los jóvenes recibieron a los soldados y policías que llegaban a desalojarlos con barricadas en llamas. La resistencia a las fuerzas del orden en este asentamiento en el que vivían unas 80 familias, de las cuales unas 20 ya habían abandonado sus hogares, fue más bien simbólica.

El primer ministro israelí Ariel «Sharon cortó las ramas del árbol de Gush Katif (bloque de colonias de Gaza) pero volverán a nacer cuando él ya no sea nuestro dirigente. Serán más y más fuertes y un día regresaremos a Gaza», declaró el rabino
Menahem Burstein, un uruguayo residente en Jerusalén.

El coronel
David Swissa, a cargo de la operación militar, movilizó a 2.000 soldados, la mayoría de ellos sin armas, para desalojar Katif, una colonia agrícola religiosa creada a principios de los '80. Esta colonia está marcada por la tragediaya que una mujer y sus cuatrohijas fueron asesinadas en 2004 en un ataque palestino, un crimen que marcó profundamente a los habitantes del lugar.

Antes de proceder al desalojocasa por casa, los militares rezaron junto a los colonos en la sinagoga, donde se procedió al retiro de la Torah (escrituras sagradas judías), lo cual indicó el cierre de este lugar. Casi al mismo tiempo, los soldados entraron sin problemas en las colonias de Atsmona y Slav, que ya había sido en parte evacuada por sus habitantes.
Con esto, quedó completado el desalojo del bloque de asentamientos rebeldes conocido como Gush Katif.

Por otra parte, Sharon criticó ayer el apoyo dado por los colonos a «extremistas que llevaron a cabo actos salvajes que rozan el crimen», para oponerse a algunos desalojos. El primer ministro se refería sobre todo a Kfar Darom, colonia donde sus habitantes, atrincherados en el tejado de la sinagoga, echaron ácido a los policías el jueves e hirieron a varios agentes.

En Cisjordania, el desalojo afectará a cuatro colonias del total de 120 existentes en este territorio. Se trata de Ganim y Kadim, que ya están prácticamente vacías, y Homesh y Sanur, donde se atrincheraron más de 1.500 activistas opuestos a la retirada
.

En esta región, los israelíes que se oponen a la evacuación de las colonias de Cisjordania
lanzaron un cóctel molotov a los militares que patrullaban la zona, informó el domingo Dan Halutz, jefe del estado mayor del ejército israelí.

Los cuatro asentamientos, en los que viven 500 personas, deberán ser evacuadas entre el miércoles y el jueves, según el calendario previsto.

El control de esas colonias tampoco corresponderá totalmente a la Autoridad Palestina, ya que Israel se reservará la vigilancia de sus accesos.

Los palestinos siguen esperando sin embargo que esta retirada sirva para relanzar la Hoja de Ruta, plan de paz internacional para la región que exige el fin de la colonización judía y prevé la creación de un Estado palestino. Pero Sharon ya ha advertido de que la retirada de la Granja de Gaza no implica que en Cisjordania vaya a ocurrir lo mismo, ni que su Estado vaya a renunciar a partes de Jerusalén. De hecho, analistas sostienen que la salida de Gaza pretende ayudar a Israel a concentrar sus recursos militares en las zonas de Cisjordania que pretende mantener bajo control.

El presidente palestino,
Abu Mazen, indicó ayer, después de reunirse en Gaza con el emisario norteamericano David Welch, que Estados Unidos ofrecerá una ayuda de 30 millones de dólares a los palestinos para proyectos de saneamiento.

Dejá tu comentario