Lavín pronostica unión con Piñera

Mundo

Santiago (AFP) - La campaña electoral se encendió en Chile tras las acusaciones del presidente Ricardo Lagos a los dos candidatos de la derecha opositora de no garantizar estabilidad y de embarcarse en un «festival de la demagogia», de cara a las elecciones del próximo domingo.

El misil de Lagos apuntó a los dos candidatos de la Alianza por Chile, el economista Joaquín Lavín, de la Unión Demócrata Independiente (UDI), y el empresario Sebastián Piñera, del Partido Renovación Nacional (RN). Ambos disputan en las encuestas el segundo lugar, con poco más de 20% de las intencionesde voto, detrás de la candidata oficialista Michelle Bachelet, que bordea 40%.

Lavín rechazó la acusación de demagogia y recordó que Lagos, cuando fue candidato, prometió «crecimiento con igualdad» pero «no cumplió con la igualdad». «La gobernabilidad la dan los votos y la gente, y el 12 de diciembre estaremos unidos», afirmó Lavín en la ciudad de Angol, 570 km al sur de Santiago, al referirse a la actual división del bloque opositor. Piñera, por su parte, pidió ayer a Lagos que se abstenga de intervenir en la campaña para las elecciones.

«Yo le quiero decir al presidente Lagos que tiene dos opciones: o es presidente de todos los chilenos hasta el último día, que es lo que todos esperamos de él, o se transforma en el jefe de un comando presidencial», dijo el empresario, en declaraciones que formuló en la ciudad de Lota, 540 km al sur de la capital chilena.

Dejá tu comentario