17 de diciembre 2014 - 22:43

Los discursos de Obama y Castro

El presidente estadounidense Barack Obama y su par cubano, Raúl Castro, anunciaron en discursos simultáneos por TV el inicio de la normalización de las relaciones entre ambos países.

Obama dijo que es tiempo de "levar las anclas del pasado". En un discurso en la Casa Blanca, agregó que el acercamiento después de cinco décadas de relaciones congeladas fue posibles tras decidir que las políticas desactualizadas y "rígidas" del pasado no lograron tener impacto sobre Cuba.

"Hoy vamos a renovar nuestro liderazgo en el continente americano. Vamos a levar las anclas del pasado porque es necesario alcanzar un futuro mejor: para nuestros intereses nacionales, para las personas que viven en Estados Unidos y para el pueblo cubano", dijo Obama.

Añadió que la nueva política hará más fácil para los estadounidenses viajar a Cuba. Obama dijo además que hablaría con miembros del Congreso estadounidense sobre el levantamiento del embargo económico que rige sobre Cuba.

El presidente cubano Raúl Castro, por su parte, detalló que en una charla telefónica con el presidente estadounidense "hemos acordado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas".

"Hemos acordado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas. Esto no quiere decir que lo principal se haya resuelto: el bloqueo económico" vigente desde 1962, advirtió Castro, quien confirmó además las liberaciones de tres agentes cubanos presos en Estados Unidos, así como las del contratista estadounidense Alan Gross y de un "espía de origen cubano" al servicio de Washington en Cuba.

"Arribaron hoy a nuestra patria Gerardo (Hernández), Ramón (Labañino) y Antonio (Guerrero)", los tres cubanos que seguían presos en Estados Unidos, de los cinco agentes detenidos en 1998 y condenados a largas penas de prisión por espionaje.

"Basados en razones humanitarias hoy también fue devuelto a su país el ciudadano norteamericano Alan Gross", dijo Castro sobre el contratista detenido en 2009 y condenado a 15 años por distribuir equipos de comunicaciones a grupos civiles cubanos, lo que complicó los lazos de La Habana con el gobierno de Obama.

Castro expresó que la decisión de Obama de cambiar la política hacia Cuba luego de medio siglo, anunciada a la misma hora en Washington por el mandatario estadounidense, merece "respeto y reconocimiento".

"Esta decisión del presidente Obama merece el respeto y reconocimiento de nuestro pueblo", indicó el presidente cubano, quien agradeció el apoyo del papa Francisco y del gobierno de Canadá en el proceso de acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, sin lazos diplomáticos desde 1961 y enfrentados por disputas políticas desde el triunfo de la revolución de Fidel Castro en 1959.

"Quiero agradecer el apoyo del Vaticano y especialmente del papa Francisco", señaló Raúl Castro, quien sucedió en el mando a su hermano enfermo Fidel en 2006 en el único país comunista de Occidente.

Dejá tu comentario

Te puede interesar