Con aplausos y un clima distendido, Merkel hizo su última visita a Francia como canciller alemana

Mundo

La canciller alemana Ángela Merkel fue recibida hoy por el presidente francés Emmanuel Macron y aplaudida por cientos de seguidores en Beaune, en Borgoña, para despedirse de Francia después de 16 años en el poder y un marcado trabajó en estrecha colaboración con cuatro presidentes franceses.

"¡Angela! ¡Angela! ¡Bravo!", gritó la multitud que aguardaba a los dos líderes en Beaune, ciudad de la región vinícola del centro del país, según la agencia de noticias AFP. Entre sonrisas y distendida, la canciller y su esposo, Joachim Sauer, acompañaron a Macron y a su esposa, Brigitte, a saludar a los cientos de personas reunidas. "Disfruta de tu jubilación", arengó un hombre en inglés, en medio de las selfies.

A diferencia de la solemnidad de las cumbres del G20 y COP26, en esta ocasión el ambiente entre ambos líderes, que se dieron un cálido abrazo de bienvenida, fue muy relajado. Para esta visita de despedida, el Palacio del Eliseo eligió Beaune, "una ciudad cuyos monumentos históricos y cultura del vino ilustran la riqueza del patrimonio francés".

Merkel en su visita paseó por el centro histórico y visitó los famosos Hospices de Beaune, una joya arquitectónica del siglo XV de estilo gótico flamígero. Más tarde, Macron le entregó a la canciller la Gran Cruz, máxima distinción de la orden de la Legión del Honor.

Esta condecoración, otorgada a Konrad Adenauer, Willy Brandt, Helmut Kohl y Gerhard Schroeder, "encarna la fuerza de la amistad francoalemana, mantenida por Angela Merkel", marca cuatro años de "fructífera labor" entre los dos dirigentes para "reforzar la cooperación bilateral, sellada principalmente por la firma del tratado de Aix-la-Chapelle en 2019, y contribuir al proyecto europeo", informó la Presidencia.

Además, ambos líderes reforzaron sus lazos frente a la crisis de coronavirus para concretar una alianza que condujo en 2020 al plan de recuperación europeo de unos 870.000 millones de dólares, financiado en gran parte por préstamos europeos comunes. En los últimos meses, el presidente francés elogió el "compromiso", la "paciencia" y la "capacidad de escucha" de la canciller que dejará formalmente el poder cuando los socialdemócratas cierren la negociación de la próxima coalición de Gobierno alemán que los tendrá a la cabeza.

Temas

Dejá tu comentario