15 de febrero 2006 - 00:00

Otros tres muertos en Pakistán durante protestas por dibujos de Mahoma

Otros tres muertos en Pakistán durante protestas por dibujos de Mahoma
Tres personas murieron el miércoles, entre ellas un menor, durante violentas protestas registradas en Pakistán por las caricaturas del profeta Mahoma publicadas en periódicos europeos, dijeron funcionarios de seguridad.

El niño murió cuando una bala disparada durante una protesta le impactó en la cabeza en la ciudad de Peshawar, pero no estaba claro si el disparo fue obra de la policía o de manifestantes, dijo el funcionario, bajo condición de anonimato.

Un hombre falleció cuando un poste de luz se cayó durante una protesta en la misma ciudad.

Otro hombre murió en un intercambio de disparos entre policías y estudiantes en la universidad de Punjab, en la ciudad de Lahore, donde un policía fue a rescatar a un agente que había sido secuestrado por los manifestantes, dijo el superintendente policial Husain Habib Gill.

Gill dijo que se desconocía quién había disparado. Añadió que el agente había sido rescatado, pero los estudiantes le habían roto ambas piernas.

Las manifestaciones, convocadas para protestar por la publicación de dibujos del profeta Mahoma que los musulmanes consideran una blasfemia, incluyeron saqueos a instalaciones de una firma noruega de telefonía, un restaurant de comidas rápidas estadounidense, y varios bancos.

La policía disparó gases lacrimógenos en las ciudades de Peshawar, Tank y Dera Ismail Khan en la provincia Frontera Noroeste para dispersar a las multitudes, un día después de que dos personas murieran en la ciudad de Lahore, según testigos.

Los manifestantes en Peshawar atacaron dos locales de la compañía de telefonía móvil noruega Telenor y también saquearon un restaurant de la cadena KFC, de acuerdo al testimonio de testigos.

En Tank, fueron incendiados locales de venta de música y cafés con acceso a Internet. El jefe policial local responsabilizó por los hechos a los simpatizantes del régimen talibán afgano.

Las protestas en esta provincia, gobernada por una coalición islamista, ocurren un día después de en la vecina provincia de Punjab se prohibieran las manifestaciones callejeras tras la violencia registrada en su capital, Lahore.

Al menos dos personas murieron el martes al ser baleadas por guardias de seguridad de un banco que fue atacado en Lahore, y la policia arrestó a más de 250 jóvenes que protestaban luego de que incendiaran dos locales de comidas rápidas, bancos, y docenas de automóviles.

Dejá tu comentario

Te puede interesar