Petrodólares allanan el referendo

Mundo

Caracas - Venezuela se apresta a adoptar una Constitución socialista en medio de una fiesta de consumo, impulsada por los precios récord del petróleo y por la redistribución del ingreso que realiza el gobierno entre las mayorías pobres de la población.

Si bien el presidente Hugo Chávez presenta como modelo humano al austero guerrillero argentino Ernesto Che Guevara (1928-1967), con su sacrificio revolucionario y su ejemplo de trabajo voluntario, uno de los aspectos de la nueva Constitución que más seduce a la población es la reducción de la jornada laboral a 6 horas diarias promedio.

El presidente propuso que se trabaje de lunes a jueves 8 horas y el viernes sólo 4 por la mañana para poder disfrutar de un fin de semana más largo, aunque pidió también que la gente realice tareas comunitarias y de solidaridad.

Tiempo libre y plata en el bolsillo son la clave del apoyo al socialismo que expresa la mayoría de la población venezolana.

La encuestadora Datanálisis afirma que los estratos bajos D y E de la población (unos 21 millones de venezolanos sobre un total de 27 millones) están impulsando el consumo de bienes y servicios, que en 2007 debe aumentar 16%, por cuarto año consecutivo.

Su presidente, José Antonio Gil Yepes, declaró la semana pasada en un evento de publicistas: «Una persona tiene hoy más dinero que hace tres años, cinco veces más dinero que está en el bolsillo de la población».

  • Incremento

    El estrato D (9,6 millones de venezolanos) incrementó su ingreso real en 60 puntos porcentuales en los ocho años de la presidencia de Chávez y el estrato E (11,4 millones) en 100 puntos, según Datanálisis.

    El gobierno facilita además el acceso a la propiedad de viviendas y automóviles con préstamos a tasas de interés preferenciales.

    El parque automotor explotóy con la gasolina sin plomo a 97 bolívares el litro (0,04 centavos de dólar) las calles y avenidas de las ciudades venezolanas se hicieron intransitables.

    Las ventas de automóviles nuevos alcanzaron las 346.189 unidades en los nueve primeros meses de 2007, 49,3% más que en el mismo período de 2006.

    Pero la fiesta ha resultado parcialmente aguada. Chávez, que realiza una campaña contra el tabaco y el alcohol, prohibió la utilización de dólares oficiales para la compra de whisky, la bebida favorita de los venezolanos,que deberán pagarlo tres veces más caro o resignarse a tomar ron.

    Venezuela gastó en 2006 unos 180 millones de dólares en importación de whisky, según cifras brindadas por la cámara venezolano-británica de comercio.

  • Prohibición

    Un directivo de la cámara, Ian Stein, dijo que desde hace dos meses el gobierno prohibió el otorgamiento de dólares al cambio oficial (2.150 bolívares por dólar) para el whisky, que debe importarse ahora con bonos argentinos en Venezuela continental o con dólar libre (6.000 bolívares por dólar, contra 2.000 del cambio oficial)en la isla Margarita, que es una zona franca. En abril, antes de la prohibición, las importaciones de whisky habían batido todos los récords al llegar a los 35 millones de dólares.

    El whisky representaba casi un tercio de las exportaciones del Reino Unido a Venezuela.

    La explosión de consumo combinada con una caída de la inversión productiva privada también generó inflación y desabastecimiento en algunos rubros, en particular la leche, que ha desaparecido completamente del mercado.

    Las importaciones se han disparado y uno de los favorecidos, paradójicamente, es Estados Unidos, que aumentó sus ventas a Venezuela a 6.770 millones de dólares entre enero y agosto, 20% más que en el mismo período de 2006, según datos del Buró de Censo norteamericano facilitados por la cámara de comercio estadounidensevenezolana (Venamcham).

    En los 9 primeros meses de 2007 la inflación se sitúa en 10,9%.

    «En Venezuela va a haber inflación el año que viene, exceso de demanda sobre oferta y rezago en la confianza de los inversionistas, que a pesar de un mercado activo tienen miedo de meter su plata», dijo Luis Vicente León, de Datanálisis. Venezuela creció 10,3% en 2006 y se prevé 8% para este año.
  • Dejá tu comentario