Prometen retiro gradual de Irak

Mundo

Londres (EFE).- El ministro británico de Defensa, John Reid, confirmó ayer la posibilidad de que el Reino Unido empiece a reducir la presencia de sus tropas en Irak en los próximos doce meses.

El gobierno de Tony Blair comunicó esa información después de que tres soldados británicos fallecieran el fin de semana por la explosión de una bomba en una carretera en el sur de Irak, lo que elevó el número de militares muertos en ese país a 92.

Reid precisó, sin embargo, que las tropas «se quedarán en Irak hasta que se cumplan las condiciones establecidas, es decir, cuando los iraquíes puedan tomar el control» del país.

En declaraciones a «Sky News», Reid condenó la nueva ola de ataques. El Reino Unido cuenta en estos momentos con unos 8.500 efectivos desplegados en Irak, la mayoría apostada en la provincia sureña de Basora.

El ministro británico de Relaciones Exteriores,
Jack Straw, había reiterado esta semana en Bruselas que las tropas iban a permanecer en Irak el tiempo que fuera necesario.

«Nos quedaremos en Irak mientras sea necesario y en tanto el pueblo iraquí, a través de su gobierno democráticamente elegido, nos lo pida», había asegurado el pasado martes Straw.

Dejá tu comentario