Túnez designa nuevo primer ministro

Mundo

El partido gubernamental tunecino, Al Nahda, ha propuesto al actual ministro de Interior, Ali Laridi, como nuevo jefe del Ejecutivo, tras la dimisión el pasado martes de Hamadi Yabali, anunció este jueves el portavoz de la presidencia del país, Adnan Manser.

Según Manser, el presidente de Túnez, Monsef Marzuki, se reunirá esta tarde con Laridi, líder histórico de Al Nahda que pasó 17 años en prisión, para encargarle oficialmente la formación de un nuevo equipo de Gobierno.

Laridi tendrá un plazo de quince días, a partir de este viernes, para modelar un nuevo gabinete y definir su programa de gobierno, precisó.

No obstante, Manser indicó que Marzuki le ha pedido a Laridi que forme su equipo rápidamente porque el país "no puede esperar mucho".

Laridi es un líder histórico del movimiento islámico que estuvo 17 años encarcelado durante el régimen de Zin el Abidín Ben Ali, derrocado el pasado 14 de enero tras un levantamiento popular.

El portavoz de la presidencia explicó que una vez que el nuevo primer ministro haya concluido su gabinete y redactado su programa, se lo entregará al jefe de Estado.

Posteriormente será sometido a votación en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en un plazo de tres días.

Al Nahda, principal fuerza política en la ANC, cuenta con 89 de los 217 escaños, lo que le otorga la prerrogativa de presentar al presidente el candidato para dirigir el Ejecutivo.

Túnez está sumido en una grave crisis política desde el asesinato el pasado día 6 del activista de izquierdas Chukri Bel Aid, cuya muerte desató una ola de protestas en todo el país que culminó el viernes día 8 con una huelga general a la que se unieron la mayoría de los partidos de la oposición.

El mismo día 6, Yabali propuso la formación de un equipo de tecnócratas para la celebración de elecciones lo antes posible.

Sin embargo, Al Nahda, partido de Yabali, se opuso a su iniciativa, por considerar que el Ejecutivo debía continuar estando formado por políticos.

Las tensiones entre Yabali y su partido, que en un último momento se mostró partidario de un gabinete político de coalición en el que tuvieran cabida tecnócratas, empujaron al primer ministro a presentar su dimisión y posteriormente a renunciar definitivamente a volver a ocupar el cargo de presidente del Gobierno.

Junto a Alí Laridi, también partían como posibles candidatos a ocupar la jefatura del Ejecutivo los actuales ministros de Justicia, Nuredín el Behiry; de Agricultura, Mohamed Ben Salem, y de Salud, Abdelatif el Mekí.

Dejá tu comentario