El coronavirus acentuó caída de la coparticipación: en marzo fue 11,3%

Nacional

Las transferencias de Nación a las provincias totalizaron $136.848 este mes y en términos porcentuales fue la mayor baja del año, de acuerdo a un estudio del IARAF.

La caída de la coparticipación que se venía observando en los últimos tres meses se intensificó en marzo por los primeros efectos del coronavirus. Según un análisis del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) este mes la baja en términos reales fue de 11,3%. “Los recursos transferidos desde el Gobierno Nacional a las provincias y CABA, en concepto de Coparticipación y Leyes Especiales, alcanzaron los $136.848 millones, con un crecimiento nominal del 30,4%. Al considerar los efectos de la inflación, esto significa una caída del 11,3% de la coparticipación en términos reales”, menciona el informe.

Todas las provincias sufrieron en marzo la caída de la coparticipación, aunque se distinguen dos grupos: por un lado, Córdoba, Santa Fe y San Luis, que vieron crecer su coparticipación nominal alrededor del 27,7% (-13% en términos reales), y las demás jurisdicciones, que promedian alrededor de un 31% de incremento nominal (11% de caída real). “Esta diferenciación se debe a que todas las provincias, excepto las tres que están separadas, reciben este año un concepto adicional con respecto al año pasado, correspondiente a los 3 puntos restantes de la precoparticipación que se les detraía. De esta manera, las caídas dadas en la coparticipación son mitigadas por este ingreso adicional”, señala en trabajo del IARAF.

CUADRO IARAF.jpg

En términos trimestrales, la coparticipación total alcanzó los $455.612 millones. Contrastando con los primeros tres meses del año 2019, las transferencias de Nación hacia las provincias crecieron un 37,8% nominal. En términos reales, esto significa una pérdida de recursos del 8,2%. El informe del IARAF agrega que desde abril 2019 las provincias acumulan una resignación equivalente a $51.053 millones.

Las previsiones en las provincias ya contemplaban una nueva caída en los envíos por coparticipación, que así suman su cuarto mes consecutivo de retrocesos. Pero también los efectos del Covid-19 generan una menor recaudación propia, ya que el aislamiento obligatorio lleva a una baja también en los impuestos locales.

El estudio alerta por los resultados de abril, cuando “la recaudación de IVA (y por lógica la coparticipación del mismo) se verá afectada por el doble impacto del aislamiento por el virus que generará un menor devengamiento por la caída de las ventas de marzo, junto a la extensión de la falta de liquidez que impactará en el pago de los distintos vencimientos que ocurran en el mes”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario