El aguinaldo para saldar deudas, ¿es una buena opción?

Opiniones

Si bien la coyuntura actual no cuenta con una solución al corto plazo es oportuno aprovechar el aguinaldo, evaluar las finanzas personales de cada uno y avanzar en una planificación del dinero.

La pandemia de COVID-19 y la actual crisis económica y financiera que sufre el país, originó un gran caudal de deudas y caída en mora de la mayoría de las familias argentinas y, por ende, de las empresas también. En Argentina, el contexto actual de suba de precios e inflación, impactó fundamentalmente en la situación de las PyMES, emprendedores y los sectores medios.

Quienes se encuentran en relación de dependencia, en julio sienten un poco de alivio al percibir el sueldo anual complementario (SAC) o más conocido como "aguinaldo” y, tras transitar más de dos años precipitados que no parece estabilizarse hasta la fecha y han tenido que subsistir mediante malabares financieros. Por ello, la clave está en la planificación, en qué se va destinar este ingreso adicional, con el objetivo de conquistar paulatinamente una esperada estabilidad económica y orientándose, finalmente, hacia el camino de la recuperación financiera.

Los salarios de la población argentina cada vez son menos significativos en comparación con la inflación que estamos atravesando. Según datos de un informe del Centro de Economía Regional y Experimental (Cerx), el endeudamiento alcanza al 76% de las familias sumado a que muchas de ellas utilizaron este recurso para sortear los efectos de la crisis económica y social. Por su parte, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) establece que, la morosidad de empresas hasta el 2018 se mantuvo en el 1%, y que actualmente, este porcentaje empezó a crecer de una forma exponencial por la propia situación del país.

Aquí es donde entran en juego las Agencias de Cobranzas, quiénes ofrecen diversas alternativas para que las personas puedan saldar deudas atrasadas que se fueron acumulando durante este último tiempo. Por esta razón, es una gran oportunidad aprovechar el pago adicional del Aguinaldo para deshacerse de las mismas o al menos, de alguna de ellas.

Casi 40% de argentinos usará el aguinaldo para cancelar deudas

Si bien la coyuntura actual no cuenta con una solución al corto plazo y entendemos que la salida será paulatina, es oportuno aprovechar la llegada del aguinaldo, evaluar las finanzas personales de cada uno y lograr avanzar en una planificación del dinero sin caer en una crisis de incapacidad de pago y evitar el famoso efecto de “bola de nieve” interminable, que genera muchísimos problemas hoy, expandiéndolos hacia el futuro.

Es importante, en principio, conocer el escenario en el que cada uno se encuentra y ordenar las prioridades en base al ingreso con el que cuenta cada persona y/o familia. Por ejemplo, el año pasado, muchos han podido deshacerse de deudas que venían arrastrando pre pandemia gracias a extraordinarias oportunidades de cancelación y quitas que se estuvieron ofreciendo dado el inusual contexto. En cuanto a las nuevas deudas adquiridas, es conveniente encontrar una solución rápida sin dejar pasar mucho tiempo para no acumular intereses que generen una mayor complicación financiera. Sumado a esto, es importante también deshacerse primero de aquellas deudas con mayor Tasa Efectiva Anual. Cada caso será particular, por eso, es fundamental evaluar las distintas alternativas de cancelación, y la guía de un asesor de agencia de cobranzas tendrá un valor crucial.

Una vez que se logre estabilizar la situación financiera individual, es fundamental y, en la medida que se pueda, evitar caer en mora realizando un presupuesto y una planificación futura. Por ello, es decisivo lograr invertir el dinero que sea posible barajando las distintas alternativas existentes: compra de bienes, ahorro en moneda extranjera o criptomonedas, depósitos a plazo fijo, entre otras opciones.

Primero, hay que salir de las deudas para luego, poder utilizar ese dinero y convertirlo en inversión que, a futuro, genere mayores ganancias o sirva de resguardo en caso de sufrir algún imprevisto financiero.

Gerente de Corporate del Estudio Palmero de Belizán & Asociados (EPB&A).

Temas

Dejá tu comentario