Elecciones 2021 y dos modelos de Ciudad: ¿Derechos o privilegios?

Opiniones

Larreta mira su futuro y le da la espalda a la gente. A la hora de ir a votar el 14 de noviembre hay que preguntarse: ¿más derechos o más negociados para amigos?

La misma historia: una y otra vez. Horacio Rodríguez Larreta no se preocupa por las necesidades y demandas de los vecinos y vecinas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. No atiende a los reclamos ni trabaja con la mirada puesta en el largo plazo, para que todas y todos puedan acceder a una ciudad sostenible, igualitaria y con las mismas posibilidades. Una vez más demuestra que la ambición por el poder es más grande que la responsabilidad de gobernar. Su única prioridad es ganar las elecciones presidenciales del 2023.

A pocos días de las elecciones legislativas, el discurso del actual Jefe de Gobierno no apunta a proyectos, a soluciones, ni escucha a su electorado. Su objetivo está mucho más adelante y, en estos momentos, se preocupa por mover las fichas que le permitan lograrlo. Su primera jugada fue enrocar a María Eugenia Vidal y Diego Santilli en Provincia y Capital, y ambos candidatos demostraron, en reiteradas oportunidades, que no conocen el terreno que se disputan. Solo repiten frases vacías sin sentido de marketing político. No conocen el territorio ni la agenda de los vecinos. No van a defender los intereses de los ciudadanos, sino que el interés individual de Larreta y Macri.

En la vereda de enfrente, o mejor dicho de al lado, se paran los “liberales” con Javier Milei a la cabeza, que venían a presentar una nueva forma de hacer política pero que cada vez se muestran más cerca de la derecha y le hacen el juego para luego votar todas las leyes en contra de los trabajadores y de los derechos conquistados.

“Yo decido que se terminen los privilegios de la política” dice uno de los principales spot de campaña de Juntos. Quisiera saber que dicen Larreta y sus socios sobre los privilegios de los grandes grupos empresarios, que hacen y deshacen a su antojo avalados por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Sin ir más lejos, la construcción de torres de hasta 45 pisos sobre un humedal lindero a la Reserva Ecológica y al Barrio Rodrigo Bueno son ejemplos de esto, además todos los negociados realizados a espaldas del pueblo porteño y entregados a sus amigos.

Torres Reserva Ecologica Ciudad.jpg

Tenemos que terminar con los mensajes vacíos de esta campaña legislativa. El centro del debate debería pasar por si los ciudadanos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires queremos vivir en una ciudad con lujos y negociados inmobiliarios para pocos, o en una inclusiva que priorice los espacios verdes de uso público. Los vecinos y vecinas necesitan de propuestas concretas que mejoren su calidad de vida.

Los porteños y las porteñas tienen la posibilidad de elegir entre dos modelos de país: el que no propone, empobrece y beneficia a unos pocos; y el que amplía derechos, quiere una Argentina para todos y pone al empleo en el centro.

Necesitamos cambios profundos. En principio que el acuerdo con en Fondo Monetario Internacional no sea asfixiante al pueblo, que nos deje crecer. Tenemos que anteponer la solidaridad, la justicia social, el crecimiento sostenido de nuestra industria nacional que cree empleo genuino ante el liberalismo como método y forma de organización de la sociedad que la deja desamparada y desprotegida en estos tiempos de post pandemia.

Hubo autocritica y corrección del rumbo, y de eso se trató la lección recibida para el Frente de Todos en las PASO. El Gobierno tomó nota y accionó. Esperamos con ansias la autocritica de los grandes grupos empresariales que monopolizan el mercado de alimentos y que abusaron de los aumentos. También esperamos que ellos corrijan el rumbo y tengan sensibilidad por el pueblo argentino, tienen que dejar de competir por quien se enriquece mas y en menos tiempo, y pensar en un proyecto colectivo de país, porque ya es inadmisible que familias pasen hambre en nuestro país.

Este es el país que amamos y queremos para nuestros hijos, queremos una nación digna que devuelva la fe y esperanza a su pueblo. Tenemos que ser nosotros los que encabecemos el proceso de cambio que nos lleve a construir una Argentina con igualdad de oportunidades.

Tenemos que tener en claro que el 14 de noviembre no solo se elige la composición de un Congreso, sino que Argentina va a elegir su destino. Hoy todo es fugaz, todo pareciera efímero, nos cuesta disfrutar de las cosas sencillas. Por eso quiero llamarte a la reflexión y que dejes los enojos de lado, que los poderes mediáticos no endurezcan tus mentes y corazones, y privilegies un proyecto colectivo que seguro defenderá el trabajo, la industria nacional y actualizará los derechos conquistados con justicia. Solo así lograremos la patria que soñamos y la que queremos para nuestros hijos y nietos.

Dirigente del NEP y del Frente de Todos CABA. Secretario General PJ Comuna 7. Secretario Administrativo ALAF-Asociación Latinoamericana de Ferrocarriles.

Dejá tu comentario