Usan ahorro de los jubilados para bajar el dólar

Opiniones

El Gobierno está rifando los ahorros de los jubilados para evitar que, momentáneamente, el dólar se escape.

El Gobierno está rifando los ahorros de los jubilados para evitar que, momentáneamente, el dólar se escape. En esta nota les voy a explicar cómo funciona el mecanismo que se está utilizando.

Pero primero, para quien no lo sepa, voy a explicar qué es el dólar MEP: es el tipo de cambio implícito que surge de ver cuánto vale un determinado bono en Argentina en pesos y en dólares.

Como ejemplo, imagínense un bono que en Argentina cotiza a u$s10 y a $1500. En este caso el dólar MEP (es decir, el tipo de cambio implícito) es de $1500/u$s10 = $/u$s 150

Esto es porque yo puedo comprar ese bono por $1500 y luego venderlo por u$s10. Usando este mecanismo compré 10 dólares y pagué 150 pesos por cada dólar.

Hace un mes, el tipo de cambio MEP estaba en 150, llegó a estar en 163. Luego de la intervención del Gobierno, hace algunos días está en la zona de 141 pesos.

El bono que se toma como referencia es el AL30 (que son los nuevos bonos reestructurados), y al cierre del viernes cotizaba a u$s39,9 o $5.635, porque como les contaba antes, en el mercado local puedo vender ese bono en dólares o en pesos.

Justamente, si dividimos $5.635 por u$s39,9 nos da $/u$s 141,23, que es el tipo de cambio del dólar MEP.

¿Y cómo hizo el Gobierno para bajar el tipo de cambio?

Volvamos al ejemplo inicial donde teníamos un bono que cotiza a u$s10 y $1500. Lo único que necesitó hacer el gobierno, para bajar el tipo de cambio, fue salir a vender esos bonos en pesos a un precio más bajo.

Pero en este caso, si el gobierno vende ese bono a $1410, automáticamente la cotización del dólar MEP es $/u$s 141 ($1410 dividido u$s10).

Debe quedar algo claro: el gobierno está mal vendiendo ese bono por $1410 para bajar artificialmente la cotización del dólar.

Y adivinen: ¿quiénes están pagando esta “fiesta”? Si todavía no lo adivinaron, les termino de contar.

Este mecanismo lo hicieron con el AL30 a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses, y muy probablemente el Banco Central también esté haciendo lo mismo.

El FGS es un fondo donde teóricamente se invierte el dinero de los jubilados para garantizar el pago de las jubilaciones futuras. Bueno... les tengo malas noticias a los abuelos.

Precisamente, una gran parte del dinero de los jubilados la ANSES lo tiene en bonos AL30, que son bonos en dólares.

Párrafo aparte, el FGS ya venía perdiendo fuerte con estos bonos reestructurados, que salieron a cotizar en u$s52 y ahora valen casi u$s 40 (-23% abajo).

Lo que está haciendo la ANSES ahora es salir al mercado y “reventar” esos bonos contra pesos a una cotización más baja, justamente para controlar artificialmente el tipo de cambio.

Miren en el gráfico de abajo cómo el AL30 pasó, en unos pocos días, de cotizar en pesos en la zona de los $6600 / $6800 a los $5600 actuales. Esto es intervención pura:

B1.jpg

Pero esto no termina acá. Con la venta de estos bonos la ANSES se queda con una montaña de pesos.

Con esos pesos, están comprando bonos en pesos que emite el gobierno nacional. Por este motivo es que todas las últimas licitaciones de bonos en pesos han sido un “éxito”. Porque es la Anses la que los está comprando con los pesos que se quedó luego de malvender los AL30.

En síntesis, están mal vendiendo bonos en dólares para pasarse a bonos en pesos. Están pesificando a los jubilados.

Para que tengan una idea del tamaño del desastre, en junio del 2020 el FGS estaba valuado en u$s 41.000 millones, de los cuales casi el 70% se invierte en Títulos Públicos Nacionales.

Lo que va a pasar en breve es que van a terminar pulverizando esos ahorros de los jubilados. Más temprano que tarde, cuando el dólar termine de explotar, no va a haber dinero para pagarle a los jubilados. O mejor dicho, va a haber dinero en pesos que no va a valer nada.

Lamentablemente, en Argentina lo peor está por venir.

Para terminar la nota de hoy, los invito a que se descarguen el siguiente link: guía con tres consejos 100% prácticos para tomar mejores decisiones de inversión. Van a cambiar sus resultados dramáticamente.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario