9 de octubre 2021 - 00:00

Diversidad cultural en las pymes: capacitarse aumenta el patrimonio de la empresa

Los beneficios de una pyme diversa son muchos, pero todos potencian el negocio. ¿Qué le aporta la diversidad cultural a las pequeñas empresas?

El primer paso para las pymes es tomar la decisión de incorporar la diversidad como estrategia del negocio.

El primer paso para las pymes es tomar la decisión de incorporar la diversidad como estrategia del negocio.

Gentileza: Infoempleo

La diversidad cultural se convirtió en uno de los pilares más importantes en la cultura de las pymes. Las diferencias culturales en las distintas regiones del país y el movimiento migratorio en América Latina nos nutre de esta pluralidad presente en nuestro entramado social, que determina nuevos intercambios e interacciones interculturales.

La variedad en el lenguaje, manifestaciones artísticas, rituales, comidas, modos de vincularse, problemáticas y formas de resolver, se trasladan a la pyme, y es una gran oportunidad para tomarla como parte del patrimonio pyme.

La presencia de diversidad cultural en nuestras empresas hace necesario adquirir herramientas, medirnos y capacitarnos en temas de diversidad. Habilitar espacios seguros para que la diversidad pueda manifestarse y comunicarse entre los colaboradores.

La formación, sensibilización y capacitación que reciben las pymes en esta temática permite mejorar los sesgos, ejercitar la tolerancia y así, revincularnos con un otro con quien compartimos equipo.

El apoyo es externo, tenemos varias consultoras en este momento acompañando a las pymes en su transformación cultural.

Los beneficios de una pyme diversa son muchos pero todos potencian el negocio: mejora la estrategia, el análisis y la medición del riesgo, forma equipos innovadores, creativos y talentosos, mejora sus productos y servicios atrayendo a clientes diversos, mejora la toma de decisiones, construye un ambiente inclusivo que mejora el clima organizacional, mejora la productividad, sus resultados y rentabilidad.

El primer paso es tomar la decisión de incorporar la diversidad como estrategia del negocio, tenemos más diversidad cultural en nuestra pyme de la que pensamos, medirse, conocerla, ponerla en valor y gestionarla.

El camino de gestión de la diversidad es pensarlo como un ciclo de cosecha, que finalmente siembra pymes productivas y rentables que trabajen por una sociedad respetuosa y comprometida con todos sus integrantes.

Directora de una pyme y asesora de en promoción de la diversidad, inclusión laboral y bienestar. Instagram: @anahi_tagliani

Dejá tu comentario

Te puede interesar