Real Estate: la oportunidad no es sinónimo de "ganancia fácil"

Opiniones

Cuando pase esta ola, tendremos que evaluar el impacto y la realidad que nos deje. Muy probablemente sea una situación con precios inferiores, pero también con un sinceramiento del mercado.

Desde hace ya algunos años, en Argentina se viene produciendo una disminución en el valor de todos los activos: empresas, acciones, bonos, automóviles, todo (excepto algunas pocas excepciones dentro del sector de la tecnología) hoy vale bastante menos que hace 30 meses. Y el real estate por supuesto no quedó al margen de la situación.

El Covid-19 y sus consecuencias han exacerbado este movimiento y le han otorgado un carácter internacional. Ha sido una especie de tsunami para la economía a nivel mundial, y en nuestro país agudizó una crisis que el sector venía padeciendo desde hace años.

Cuando pase esta ola, tendremos que evaluar el impacto y la realidad que nos deje. Muy probablemente sea una situación con precios inferiores, pero también con un sinceramiento del mercado que venía funcionando de una manera muy particular. Creemos que se pondrá más cuidado y atención a la hora de definir los precios para cada proyecto, en función no sólo de la locación, sino de la propuesta integral, la calidad y el diseño. El valor del metro cuadrado debería dejar de ser la única herramienta de comparación entre alternativas; es necesaria una mirada un poco más profunda al momento de decidir una inversión en real estate, ya sea para uso propio o a modo de inversión.

Creemos que siempre va a haber espacio para proyectos de calidad en la Argentina, y estamos convencidos que el inversor de Real Estate buscará cada vez más tener activos que protejan su inversión. Nosotros siempre decimos que en las buenas a todos nos va bien, pero cuando vienen las malas, son sólo los proyectos realmente buenos, con diseño, calidad, y excelentes ubicaciones, los que brindan una protección real y mantienen su potencial para cuando aclare.

Por supuesto, notamos un alto nivel de incertidumbre, tanto en inversores como en compradores, la mayoría de la gente prefiere diferir todo tipo de decisiones importantes. Sin embargo, sigue existiendo un porcentaje menor, con una mirada a mediano plazo que, sin hacer locuras, busca posicionarse en activos valiosos si se presenta la oportunidad. Algo parecido a lo que pasó con los autos y las motos de alta gama en los últimos meses.

Hoy más que nunca, consideramos que es importante tener claro que la oportunidad no es sinónimo de “ganancia fácil”: comprar a 5 lo que antes valía 7, puede no ser tan buen negocio, dado que lo que hoy está en discusión es si alguna vez volverá a valer 7. Por eso, es clave tener claridad para distinguir en dónde hay valor y en dónde no lo hay. Con criterio y paciencia, es posible encontrar activos con mucho potencial.

(*) Socio Fundador de Jack Green

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario