A coro, macrismo reclama a Gils Carbó que deje el cargo en Procuración

Política

Al unísono, el macrismo le reclamó a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, que deje su cargo, tras el procesamiento por supuesta administración fraudulenta en la compra del edificio del organismo.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, consideró "lógico" que pida licencia. "Se crea una situación de crisis institucional en cabeza de quien debiera ser garante de la persecución penal y la Justicia en la Argentina", con lo cual -planteó- "sería lógico que pida licencia mientras se resuelva su situación judicial", afirmó el titular de la cartera.

Para el diputado nacional de Cambiemos Pablo Tonelli, la decisión del Ercolini deja a la funcionaria al borde de una condena. "Corre serio riesgo de ser condenada. Esto es un escándalo, es increíble que su decisión no sea la de apartarse ni pedir licencia", enfatizó el constitucionalista.

El juez federal Julián Ercolini la procesó en la causa por la adquisición de un edificio en 2013, sobre la calle Perón al 600, por $ 44 millones de pesos, y en la que actuó como intermediario el medio hermano de un subdirector de ese organismo. En la operación en cuestión se pagaron $ 7,7 millones en concepto de comisión.

En ese marco, Tonelli dijo que en el expediente "hay irregularidades muy manifiestas" lo que consideró "muy grave, por tratarse de una funcionaria que dirige el cuerpo de fiscales". Para el legislador oficialista "si Gils Carbó no estaba al tanto de estas maniobras, igualmente es responsable por omisión".

Desde la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, consideró que "su mejor opción" es renunciar. "Una jefa de fiscales procesada por corrupción le hace más daño a la Justicia y al país", señaló la titular de la OA a través de Twitter. "Cuando fui diputada, pedí juicio político a Gils Carbó. Fue una pieza esencial para la impunidad de los corruptos. Los hechos lo demuestran", afirmó Alonso.

A su turno, el presidente del interbloque Cambiemos de la Cámara de Diputados, el radical Mario Negri, reconoció que todavía faltan instancias de apelación, aunque con este procesamiento sobran los motivos para que se aparte. "Es cierto que aún faltan instancias de revisión judicial, pero el cargo que Gils Carbó ostenta y este procesamiento son mérito suficiente para que dé un paso al costado. "Como miembro de la comisión bicameral de Seguimiento del Ministerio Público Fiscal pediré a la presidencia de la misma que solicite a la Justicia el auto de procesamiento, de manera urgente, para poder examinarlo; porque la procuradora debe rendir cuentas en el Congreso", remarcó el jefe del macrismo en la Cámara baja.

Para Negri, "va a ser difícil seguir sosteniendo" a Gils Carbó al frente de la Procuración. "Las evidencias crecen de manera tal que va a ser muy difícil seguir sosteniéndola en el cargo", sentenció.

Ercolini firmó un fallo de 211 páginas en el que consideró a la procuradora coautora del delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública, por el presunto direccionamiento de la licitación para la compra del edificio y dictó un embargo hasta cubrir la suma de $ 7 millones.

El edificio, donde funciona actualmente la sede principal de la Procuración y el despacho de Gils Carbó fue adquirido a la empresa Arfinsa Argentina Financiera S.A, en una operación en la que intervino la inmobiliaria Jaureguiberry Asesores S.A. Jaureguiberry cobró la comisión de $ 7,7 millones, suma que para el juez Ercolini era "exorbitante", algo "totalmente inusual en el mercado inmobiliario, que oscila entre un 3 y un 5 por ciento" del valor de la propiedad.

Dejá tu comentario