El clima en la Casa Rosada: "Viste que te dije que volvíamos en 4 años"

Política

Alberto Fernández apenas ingresó en el Casa Rosada fue recibido con una ovación de numerosos empleados, muchas caras conocidas que acompañaron en distintas funciones tanto al gobierno de Néstor como de Cristina y que saludaban a sus antiguos compañeros diciendo "te acordás que te dije que en 4 años volvíamos".

Un largo día fue el que paso el presidente Alberto Fernández en la Casa Rosada. Apenas ingresó pasado el mediodía fue recibido con una ovación de numerosos empleados y hasta hubo papelitos impresos por el gremio de UPCN que tiraron desde los balcones que decían “Bienvenidos Alberto y Cristina”. Al respecto y cuando transcurría el discurso del presidente en el Congreso de la Nación los gremialistas aplaudieron y ovacionaran sus palabras en más de una oportunidad.

Como en el 2015 se volvió a ver mucha gente diseminada por toda la Casa Rosada, se armaron gazebos blancos en la entrada de Balcarce 50 que oficiaron de camarines, volvieron a armarse los livings y volvió el catering.

La Casa Rosada era un crisol de idiomas, razas, edades es que se mezclaron militantes, los músicos del espectáculo, con los diplomáticos.

También volvieron muchas caras conocidas, empleados que acompañaron en distintas funciones tanto al gobierno de Néstor como de Cristina y que saludaban a sus antiguos compañeros diciendo “te acordás que te dije que en 4 años volvíamos”.

Tal es el caso de Andrea Rabolini, hermana de Karina, que retornó a la presidencia para asesorar en prensa al Secretario General de la Presidencia, Julio Vitobelo.

El clima era distendido y de alegría, a pesar de que casi todos los ministros y, ni que hablar aquellos vinculadas al mandato presidencial de atacar el hambre y la pobreza, conocen que enfrentaran una dura tarea.

Casa Rosada.jpg
Vista del escenario del festival organizado en la plaza de Mayo con motivo de la asunción del presidente Alberto Fernández.

Vista del escenario del festival organizado en la plaza de Mayo con motivo de la asunción del presidente Alberto Fernández.

Tal es el caso de Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo Social, de María Eugenia Bielsa, de Vivienda y Habitat, Gabriel Katopodis, de Obras Públicas, por solo mencionar a quienes directamente deberán atacar este flagelo para reducirlo.

No están solos: los ministros de Economía, Martín Guzmán, de Producción, Matías Kulfas, y Cecilia Todesca trabajaran también con el mismo objetivo de mejorar la situación de los que menos tienen. No es tarea fácil ya que deben hacerlo manteniendo el equilibrio entre dotar de fondos a la economía pero sin abandonar una senda fiscal prudente para evitar una mayor inflación.

También lograr un buen acuerdo con los acreedores que sea conveniente para Argentina. Ahora, los acreedores, conociendo los antecedentes del país, querrán conocer con precisión en qué consistirá el plan económico para ver si será posible el recuperar sus acreencias.

Recorrida

El presidente Alberto Fernández apenas llegó acompañado de su chofer y de su pareja Fabiola quiso saludar a los mozos a los cuales conoce desde su tiempo como jefe de Gabinete. Recorrió los despachos del ala presidencial y se asombró de ver que el ex jefe de gabinete de Macri no tuviera escritorio. Es más, preguntó adonde fue a parar el antiguo escritorio que él solía utilizar cuando fue jefe de gabinete.

Alberto llega-@eldestape.jpg

Es que a Marcos Peña le gustaba trabajar en una mesa de reuniones y al igual que otros funcionarios macristas reemplazaron los muebles de estilo por modernos.

Una de las primeras fotos que subió el mandatario a Instagram fue sentado en el sillón que se lo conoce de Rivadavia aunque en realidad le perteneció a Julio Argentino Roca y data de 1885.

El primer mandatario almorzó con su familia y amigos y a las 15 horas procedió a saludar a los visitantes extranjeros.

Unos cien dignatarios extranjeros pasaron bastante calor mientras hicieron cola en el pasillo para ir ingresando al Salón Blanco a dar sus respetos.

Alberto, si bien volvió a la Rosada cuando mantuvo el encuentro con el ex presidente Macri, solo estuvo en el despacho presidencial.

Hoy volvió a recorrerla y más de un recuerdo le debe haber provocado andar por esos pasillos. Se abrazó con cariño con Víctor Bugge, el fotógrafo oficial del Gobierno, quien le regalo dos fotos. Uno de los amigos que siempre estuvo presente en las reuniones íntimas fue Francisco Bustillo, el embajador uruguayo en España.

Fotos

El hijo de Alberto, Estanislao de traje, corbata y con un pañuelo de la diversidad aprovechó mientras su padre recibía el saludo protocolar de los visitantes extranjeros recorrer un poco el primer piso de la Rosada. Distendido, simpático no dudo en afirmar que “yo no pensé que se le iba dar tanta importancia al pañuelo” al tiempo que admitió que se emocionó cuando su padre habló de la diversidad. Muchos le pedían sacarse fotos con él que el accedía con humildad y sorpresa.

alberto2_.jpg

En tanto, los miembros de su gabinete aprovecharon para almorzar y conversar los salones de los Científicos y Eva Perón En todo momento, se escuchaba de fondo la música de las distintas bandas y cantantes que entretenían a una multitud acalorada.

Cerca de las 17 horas más de 600 personas se morían de calor en el Museo del Bicentenario esperando la jura de los sus ministros. Ahí se pudo ver al flamante intendente, Fernando Espinoza junto a “Pepe” Albistur, Daniel Pelegrina de la Sociedad Rural entre otros (pocos) empresarios y muchos intendentes y legisladores.

El primer día de la asunción en el caso de los ministros el clima es distendido, se aprovecha para tener una charla informal incluso con el periodismo.

Anuncios

La difícil tarea comenzará mañana donde los funcionarios desembarcaran en sus ministerios y se enfrentaran con el plasmar las ideas conversadas en la Fundación Callao, en las oficinas de la calle México y más recientemente en los despachos de Puerto Madero.

Una de las palabras más esperadas es la del ministro de Economía, Martín Guzmán quien se lo vio muy tranquilo y contento. Ya se sabe que este miércoles por la tarde brindara su primera conferencia de prensa y previamente pondrá en funciones a su equipo que aún se está definiendo.

En su discurso ante el Congreso el presidente anticipó que en “los próximos días estaremos convocando a los trabajadores, a los empresarios y las diversas expresiones sociales, para la puesta en marcha de un conjunto de Acuerdos Básicos de Solidaridad en la Emergencia”, en principio la intención oficial es que se concreten anuncios todos los días.

Porque como dijo Alberto Fernández “desde 1991, la Argentina no tenía una inflación superior al 50%. La tasa de desocupación es la más alta desde 2006. El valor del dólar entre 2015 y la actualidad pasó de 9,60 a 63, solo en cuanto años. La Argentina no para de achicar su economía", esta es la situación que su presidencia busca modificar.

El día terminó hablando a la gente a los que por la mañana les pidió que “si alguna vez me desvío en el compromiso que asumo, salgan a la calle a recordarme lo que estoy haciendo".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario