Covid-19: Bolivia abre paso para ayuda a Los Toldos

Política

El cierre de la frontera dispuesta por Argentina y Bolivia para impedir la propagación del Covid-19, dejó al pequeño poblado sin posibilidad de abastecerse.

El pueblo salteño de Los Toldos está ubicado en el extremo noroeste de las selvas de Yungas y quedó aislado desde el inicio de la cuarentena obligatoria. El cierre de la frontera dispuesta por Argentina y Bolivia para impedir la propagación del Covid-19, dejó al pequeño poblado sin posibilidad de abastecerse.

El Gobierno de Bolivia, luego de gestiones diplomáticas de las que participó el vicecanciller Pablo Tettamanti, autorizó la circulación de vehículos destinados a la asistencia de los pobladores. La administración boliviana autorizó la circulación de los camiones que viajan hasta Orán para comprar mercadería, de las ambulancias del hospital local, y el vehículo de la empresa de energía eléctrica EDESA para que lleve el combustible necesario para abastecer la central que le da luz a la localidad. El operativo se llevó a cabo a partir del 18 de abril pasado e intervinieron el comandante de la V Brigada de Montaña del Ejército, coronel mayor Mariano Castelli, y el jefe del Escuadrón 20 “Oran” de Gendarmería Nacional, comandante principal Rodolfo Arévalo.

El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz y el encargado de Relaciones Internacionales de la provincia Julio San Millán habían planteado al Gobierno nacional la preocupación por los habitantes de Los Toldos ante el desabastecimiento de combustible para la central eléctrica local que se amplió luego a mercaderías de primera necesidad y medicamentos. Ante la emergencia la provincia dispuso un puente aéreo con un helicóptero que fue insuficiente.

Las gestiones diplomáticas fructificaron en el sí de la canciller boliviana, Karen Longaric, y del gobernador de Tarija, Adrián Oliva, a un diagrama de apertura de la frontera para el desplazamiento de camiones por territorio boliviano que llevaron en tres viajes 30.000 litros de gasoil destinados a la planta termoeléctrica de Los Toldos y otros con carga de víveres y mercaderías. Se pautó un viaje por semana de camión con el propósito de mantener el comercio local abastecido de víveres frescos y secos mientras dure la emergencia viral.

La pandemia dejó atrás los desencuentros políticos entre la Casa Rosada y el Palacio Quemado por la salida forzada de Evo Morales. La administración de Alberto Fernández no reconoce la presidencia interina de la senadora Jeanine Áñez. El ministro de Defensa, Agustín Rossi, el 27 de abril pasado, en una parte de su exposición del esquema de ayuda de las FF.AA. por el coronavirus dijo a los senadores integrantes de la Comisión de Defensa que se comunicó con todos los ministros de Defensa de la región para intercambiar experiencias, “salvo con el de Bolivia, porque tenemos interrumpida nuestra relación diplomática a partir del no reconocimiento de la señora Áñez por parte de nuestro Gobierno”. Sobre el caso de Los Toldos, dijo: “Apelamos a lo que yo digo “diplomacia militar”. Entonces, el jefe del Ejército Argentino se comunicó con su par de Bolivia y logramos destrabar la situación para que pudiesen pasar los camiones con insumos y alimentos”. “Eso se llevó adelante y vuelvo a decir que fue un pedido que nos hizo Cancillería a nosotros y nosotros, a partir de que el jefe del Ejército Argentino habló con su par de Bolivia, pudimos destrabar la situación y pudimos llevar ese abastecimiento”.

En Los Toldos viven 3.000 personas, el pueblo carece de un camino de acceso construido dentro del territorio nacional. El único ingreso por vía terrestre al poblado es a través del territorio de Bolivia, el departamento de Tarija, hay que transitar casi 90 kilómetros de ruta boliviana previo trámites de Migraciones

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario