Burstein cargó duro contra Macri y desde el PRO salieron al cruce

Política

Otra de las postales que dejó el acto en recuerdo a las víctimas del atentado contra la AMIA fue el contrapunto entre Sergio Burtein y referentes del PRO. El integrante de la Agrupación Familiares y Amigos de las Víctimas del Atentado a la AMIA, embistió contra el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y el rabino Sergio Bergman, y motivó una fuerte respuesta del macrismo que lo acusó de "sumarse a la campaña" kirchnerista.

Burstein cuestionó públicamente a dirigentes de las instituciones judías y remarcó que hay que tener "bien presentes en la comunidad que hay dirigentes que están comprometidos con la verdad y no con el amiguismo", aunque fue interrumpido en un par de oportunidades por silbidos de una parte de la concurrencia que asistió al acto por los 17 años de la AMIA.

Durante su discurso, en el que también apuntó contra el periodista José "Pepe" Eliaschev, el familiar de víctimas del atentado reiteró sus críticas hacia el expresidente Carlos Menem, a quien acusó de "querer renovar la banca (de senador)" cuando "la debe renovar, pero en la cárcel".

Burstein, denunciante original de la causa de espionaje telefónico del PRO, cargó también contra el excomisario Jorge Palacios, quien fuera designado por Macri como el primer jefe de la Policía Metropolitana, al denunciar: "Escucharon mis conversaciones con mi familia, con mis compañeros de lucha. ¡Nos escucharon a todos!".

Sobre Macri, Burstein indicó que "nunca merecerá" el respeto de la comunidad judía y lo definió como "el mismo que nos mintió y nos dio vuelta la cara".

Más de 50 representantes del PRO estuvieron presentes en el acto y escucharon estas críticas de Burstein, entre los que se destacaron el diputado nacional Federico Pinedo, la ministra de Desarrollo Social y candidata a vicejefa porteña María Eugenia Vidal, y los legisladores electos Oscar Moscariello, Sergio Bergman, Carolina Stanley, Lía Rueda y José Luís Acevedo.

Tras el acto, el titular de la bancada macrista en la Legislatura, Cristian Ritondo, cruzó al familiar de las víctimas de la AMIA y calificó como "triste que utilice esta causa para sumarse a la campaña K".

"Estamos en campaña, pero una campaña política no habilita a decir lo primero que nos venga a la boca y sin medir las consecuencias. Si bien eso es una actitud típica del gobierno nacional, el PRO no cree que para convencer al electorado deba usarse ese tipo de metodología", sostuvo.

Ritondo agregó en un comunicado que las palabras de Burstein significan una "agresión gratuita, que parece tener connotaciones fuertemente gubernamentales".

"Quizás a Burstein el Gobierno nacional o alguno de sus voceros lo está presionando por algo, y por eso él reacciona con agresiones a terceros que nada tienen que ver. Es el mayordomo de la Casa de Gobierno, a quien lo mandaron a insultar al PRO", concluyó.

Dejá tu comentario