30 de marzo 2011 - 23:44

Cancelada la preinterna, Alfonsín ya piensa en el próximo paso

Conferencia de prensa de Ricardo Alfonsín en el Hotel Castelar.
Conferencia de prensa de Ricardo Alfonsín en el Hotel Castelar.
La premisa de Ricardo Alfonsín es "no perder el tiempo". Por eso, ahora que Ernesto Sanz se bajó de la preinterna del próximo 30 de abril, el diputado ya mandó señales a sus socios del Frente Progresista de cara a las primarias de agosto y las presidenciales de octubre. Así, busca sumar el respaldo necesario para ser consagrado, finalmente, como el as de espadas de un frente opositor que pueda destronar al kirchnerismo que, si se confirma, buscará un segundo mandato de Cristina de Kirchner.

Durante la conferencia de prensa que encabezó en el Hotel Castelar, el hijo del expresidente realizó reiterados llamados al Socialismo y al GEN de Margarita Stolbizer para empezar a trabajar en las alianzas, programas y fórmulas para las elecciones. Pero también el diputado lanzó un guiño al peronismo. "Necesitamos votos peronistas. Yo creo que va a pasar algo como en el 83. Muchísimos peronistas, sin dejar de serlo, en esta elección van a votar a un Alfonsín y lo van a proclamar presidente", bramó eufórico.

Alfonsín está decidido a ponerse al hombro la candidatura de la Unión Cívica Radical. Para ello, contará en los próximos días con el respaldo formal del partido que, según lo confirmó su actual titular Ángel Rozas, se reunirá el próximo viernes para consagrar al diputado como "único candidato" oficial del radicalismo para la gran interna de agosto. A ese cónclave, concurrirán los representantes a nivel nacional. "La institucionalidad de la UCR va a acompañar a Ricardo Alfonsín", lanzó el chaqueño. Es justamente una cuestión que Sanz había descartado que ocurra y que muestra a las claras el punto de crisis en que se encuentra este espacio opositor. 

"Vamos a avanzar en la formación de las alianzas en la conformación de las fórmulas, consensuado los programas", expresó Alfonsín para luego certificar que la deserción de Sanz de la interna "va a acelerar" la campaña. Ahora, el bonaerense intentará estrechar los lazos con sus socios para no regalar la iniciativa. "Todos pensábamos en su momento que no podíamos darle tiempo al oficialismo y a los otros partidos políticos. La mayoría de ellos tiene consagrados ya a sus candidatos, el oficialismo en particular, no podíamos esperar al 14 de agosto", aseguró.

Secundado por Rozas, el jujeño Gerardo Morales y el diputado Ricardo Gil Lavedra, Alfonsín también aprovechó su discurso para criticar la decisión de Sanz de bajarse de la preinterna. Lo escuchaban también legisladores radicales como Elsa Álvarez, Ulises Forte y Marías Luisa Storani, entre otros. También se animó a aplaudir y a vitorear el actor y militante Luis Brandoni.

Alfonsín primero se limitó a decir que estaba "sorprendido" por la decisión de Sanz. Pero con el correr de los minutos el malestar con el mendocino empezó a teñir el tono de su discurso. "Tenemos la obligación moral de hacer todo lo posible para que se imponga este frente. Dar tiempo no es hacer todo lo posible", chicaneó. Y luego continuó: "Al contrario de lo que piensan algunos, yo percibo una vocación y un deseo por participar en estas elecciones". Luego evaluó que la decisión del senador no hace daño a la UCR "aunque no es lo más conveniente".

Uno de los últimos mensajes del discurso fue tanto para Sanz como para el resto del Frente Progresista: "¿Quién quiere ganar una interna? Nosotros queremos ganarle a Cristina". En agosto esperan, además del senador, el gobernador socialista de Santa Fe, Hermes Binner y el GEN. A esa contienda podría sumarse el vicepresidente Julio Cobos si finalmente decide participar. Pero por ahora, con el respaldo partidario, Alfonsín planea erigirse ante el electorado y sus socios como la mejor alternativa al kirchnerismo en las elecciones de octubre.

Dejá tu comentario

Te puede interesar