12 de noviembre 2003 - 00:00

Cansado de parcialidad Moliné se fue del juicio

Eduardo Moliné O'Connor y su defensa abandonaron ayer el juicio político en el Senado por falta de imparcialidad y de garantías. A pesar de que el proceso resulta escandaloso, los abogados prometen continuar con la defensa formal del ministro de la Corte, pero ahora respondiendo en el mismo nivel la politización partidaria del trámite. Antes de retirarse de la Comisión de Asuntos Constitucionales -donde los senadores continuaron con la ronda de testigos, en ausencia del acusado y de sus letrados-, volvieron a recusar a Cristina Fernández de Kirchner. Quieren que se determine si la primera dama amenazó con "cerrar el grifo" a los senadores que no aprobaran la suspensión de Moliné. Le agregaron sendos pedidos de apartamiento a otros legisladores PJ, la riojana Ada Maza y el sanjuanino José Luis Gioja.

La secuencia de fotos refleja el momento en el cual Eduardo Moliné OConnor y sus defensores decidieron marcharse del escandaloso proceso de juicio político en el Senado.
La secuencia de fotos refleja el momento en el cual Eduardo Moliné O'Connor y sus defensores decidieron marcharse del escandaloso proceso de juicio político en el Senado.
La defensa de Eduardo Moliné O'Connor pateó ayer el tablero: en medio de lógicos reclamos por falta de garantías y de imparcialidad, el ministro de la Corte y sus letrados abandonaron la audiencia por juicio político en el Senado. El trámite de destitución ya es un verdadero escándalo.

Antes de retirarse de la Comisión de Asuntos Constitucionales, insistieron en recusar a 3 de los legisladores peronistas que forman parte del tribunal, Cristina Fernández de Kirchner (titular de esa dependencia que entiende en el proceso), la riojana Ada Maza y el sanjuanino José Luis Gioja, actual presidente provisional de la Cámara alta. Hoy, la comisión estudiará los planteos que, se supone, serán descartados de plano. Es la lógica de este previsible enjuiciamiento.

«La señora de Kirchner debería inhibirse de intervenir, mientras no se resuelva el recurso en su contra»
, evaluó anoche Gregorio Badeni, que encabeza el cuerpo de abogados que asesora a Moliné. Entre otras, esa fue una de las razones esgrimidas para retirarse del salón de Lectura, donde comparecieron el fiscal anticorrupción, Manuel Garrido, y otros funcionarios.

A la primera dama, se le adjudican varias declaraciones contra el acusado que revelarían un encono particular y de prejuzgamiento. «Hay que probar si, durante la votación de la suspensión al doctor Moliné, la señora senadora efectivamente dijo que se les cortaría el grifo a quienes no levantaran la mano», reflexionó Badeni en alusión a una supuesta amenaza de Cristina de Kirchner de suprimir ayuda de la Nación a los que no acompañaran la medida contra el ministro del Poder Judicial.

• Pedido

Al respecto, subrayó el jurista que se pidió un paso al costado de la representante de La Rioja porque «levantó la mano y su provincia, que gobierna su hermano -Angel Maza-recibió varios millones». En cuanto a Gioja, se le achaca haber tenido una expresión agresiva sobre Moliné, durante una reunión de bloque PJ.

«Hay una causa penal, promovida por un particular, por supuesto ejercicio abusivo del poder, en el juzgado de María Servini de Cubría»
, informó el patrocinante. Por ese tribunal, deberán desfilar senadores, entre ellos, el propio Gioja.

Con estos y otros argumentos, los defensores y Moliné mismo intentaron levantar la audiencia de la víspera y lograr que se trataran sus planteos, que -según Badeni- fueron rechazados de manera «arbitraria». A continuación, se reproduce el episodio que derivó en la salida de los abogados del magistrado de la Corte, antes de que se iniciara, de manera formal, la cita en Asuntos Constitucionales.

Gregorio Badeni:
Queremos solicitar la suspensión de la audiencia...

Cristina Fernández de Kirchner
(displicente): Vamos a tomarle juramento al testigo...

G.B.:
Tenemos presentados varios recursos que no han sido tratados por el Senado...

C.F. de K.:
Todavía no los hemos debatido, pero ahora vamos a seguir adelante con la audiencia.

G.B.:
No se puede seguir con la audiencia hasta que se resuelvan los recursos solicitados, precisamente, porque afectan esta reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales.

Jorge Yoma
(lo interrumpe): Le voy a pedir a la defensa que baje el tono y que tenga una actitud de decoro. Porque esta es una actitud patoteril que no vamos a permitir. Si no respetan a la presidencia, usaremos la seguridad para que lo hagan, y se desaloje a los que pretenden impedir esta audiencia...

G.B.:
Yo no le voy a permitir, porque no soy ningún patotero; soy un hombre de Derecho.

C.F. de K.
(con indiferencia): ¿Terminó, doctor Badeni? Así podemos tomarle juramento al testigo. Tiene que respetar los procedimientos.

G.B.:
Yo siempre respeté las instituciones y tengo un respeto particular por la señora senadora...

C.F. de K.
(por lo bajo): No se nota...

Juan Manuel Aráuz Castex
(integrante de la defensa que se presentó ayer): Le quita seriedad al proceso que la señora senadora, que ha sido recusada, siga al frente de la comisión. Además, impugnamos a los testigos. Está demás decir que, en estas condiciones, no podemos continuar. Así que nos retiramos.

(A los pocos segundos, también se marchó la señora de Kirchner, y la reunión quedó al mando de Yoma, vice de Asuntos Constitucionales.)

• Explicación

A la salida, Badeni le explicó a este diario que «en 35 años de carrera y 60 de vida, nunca viví nada semejante: jueces que maltratan a la defensa y amenazan con el uso de la fuerza pública de esta forma. Nosotros vamos por el andarivel jurídico y el Senado se maneja sólo por cuestiones políticas: así, no tenía sentido proseguir», concluyó el constitucionalista.

Consultado sobre si desconocen el proceso contra
Moliné O'Connor, Badeni respondió que «ya lo hemos desconocido; por eso, hemos recurrido a la Corte Suprema». Sobre las eventuales futuras medidas, el defensor se limitó a señalar que «estamos estudiando que pasos vamos a dar».

A criterio del letrado, existen irregularidades que no deberían ser soslayadas.
«Ayer (por el lunes), nos enteramos de que la comisión acusadora ofreció nueva prueba documental sobre el caso Meller; es decir, que se hizo fuera de término», denunció Badeni.

Finalmente, se quejó de que, al comienzo de la sesión de Asuntos Constitucionales, quedó establecido que algunos testigos, entre ellos, la funcionaria de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Economía,
Yolanda Eggink, no declararían por estar involucrados en un juicio conexo al proceso contra Moliné.

«Después de que nos retiramos, cambiaron el criterio y los senadores -que siguieron con la audiencia en ausencia nuestra- se mostraron generosos con las pruebas»,
apuntó el constitucionalista.

Dejá tu comentario

Te puede interesar