Debuta hoy tribu antibonaerense en el Congreso

Política

El peronismo del Congreso amaga con reaccionar frente a la supremacía de la provincia de Buenos Aires en el gobierno de Eduardo Duhalde y en el mismo Palacio Legislativo donde el oficialismo cuenta con una treintena de diputados bonaerenses y otros tantos aliados de provincias no gobernadas por el PJ. Hoy debutará una nueva liga, aún sin bautizar, que acercó a parte del atomizado Frente Federal de provincias «chicas» (puntanos, salteños y santiagueños), algunos menemistas e independientes. Más allá de las terminales internas, la idea es mostrar un perfil estrictamente parlamentario.

Los diputados del interior tendrán esta tarde su primera deliberación formal en la Casa de San Luis, en Capital Federal, donde preparan un temario común para la reunión que mantendrá la bancada en pleno con Eduardo Duhalde, en Olivos, desde las 19. Se supone que en ese memo figurarán el presupuesto 2002, la distribución de planes sociales y las facultades del Banco Central para emitir moneda.

En la sede porteña de la provincia cuyana estarán los cordobeses Oscar González (distanciado de José Manuel de la Sota y del presidente designado, quien lo sacó de la Comisión Nacional de Comunicaciones, donde lo había nombrado Adolfo Rodríguez Saá) y Martha Alarcia; Jorge Escobar (San Juan); Lelia Chaya (Salta); José Figueroa (Santiago del Estero); Olijela del Valle Rivas (Tucumán); Omar Becerra (Tierra del Fuego); Rubén Pruyas (Corrientes); Atlanto Honcheruk (Chaco); Carlos Snopek (Jujuy); Adrián Menem, Ricardo Quintela, Griselda Herrera y Alejandra Oviedo (La Rioja); y los anfitriones Oraldo Britos y José Mirábile. Confían en contar, por lo menos, con un tercio del bloque que animan 118 miembros.

La sucesión de
Humberto Roggero en la jefatura de Diputados -está pendiente un ofrecimiento oficial para que deje ese cargo y se convierta en embajador en Madrid- aceleró los realineamientos. En principio, hubo una reacción de parcelas menemistas y del ex Frente Federal que patalearon por la posibilidad de que el duhaldismo -vía José Pampuro- y José Luis Manzano entronizaran al pampeano Jorge Matzkin, secundado por el mendocino Arturo Lafalla.

Frente a la hegemonía bonaerense, los delegados del interior no querían ceder espacios de poder a aliados del oficialismo como el actual titular de Presupuesto y Hacienda. Por eso, comenzaron a circular González y Escobar como eventuales recambios de Roggero y challengers de Matzkin, aun cuando prevalezca la esperanza de que -a pesar de los problemas de salud- el jefe de la bancada desista de convertirse en diplomático y continúe en el cargo para asegurar que no habrá rupturas domésticas. Eso podría tratarse esta noche chez Duhalde.

En el Senado, los movimientos están en una etapa preliminar. Aunque también existe preocupación por el monopolio que pretende afianzar el duhaldismo. Comparten la inquietud varias damas, entre ellas, la salteña Sonia Escudero, la sanluiseña Liliana Negre de Alonso, Ada Maza (La Rioja) y la tucumana Malvina Segui. Desafiantes, ya voltearon la licuación de pasivos incluida en la Ley de Quiebras que motorizó el gobierno.

En el plano estrictamente de entrecasa, se trata de una reacción contra la forma de conducción que mantienen
José Luis Gioja y sus aliados, el riojano JorgeYoma y el rionegrino Miguel Angel Pichetto. Reclaman la democratización de las decisiones del bloque y no convertirse en levantamanos de los proyectos enviados por el Ejecutivo.

Dejá tu comentario