22 de diciembre 2010 - 22:47

El PRO selló pacto con Carrió y Macri se prepara para recibir el Presupuesto 2011 aprobado

Mauricio Macri
Mauricio Macri
Si todo sale según lo acordado con los diputados de Elisa Carrió, Mauricio Macri tendrá esta tarde su plan de gastos e ingresos para 2011 aprobado por la Legislatura porteña, desafío que Cristina de Kirchner no logró superar en el Congreso.

En la sesión extraordinaria convocada a las 15 se discutirá la ley de Presupuesto que redactó el Poder Ejecutivo local, pero además algunos retoques al Código Fiscal y a la ley Tarifaria. Esta última norma incluye los aumentos de impuestos que rigen desde este año y que el Gobierno considera vital su prórroga para el que viene, como la suba de Ingresos Brutos.

Según reveló Ámbito Financiero, hasta la entrada la medianoche del martes, el PRO y los cívicos de Carrió con el legislador Fernando Sánchez a la cabeza negociaron punto por punto del Presupuesto hasta llegar a un trato. La Coalición Cívica aportará los votos que el macrismo sueña, a cambio de no elevar 30% la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL) y de impedir el uso discrecional de las utilidades del Banco Ciudad, que se calculan en 400 millones de pesos.

Macri tiene planificado desembolsar $ 25.422 millones durante el año electoral en gasto corriente y de capital, mientras que la recaudación sería de $ 23.700 millones. El ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, habló en noviembre pasado en Comisión de erogaciones por $ 24.500 millones. El presupuesto 2010 que fue sancionado en diciembre de 2009 contemplaba gastos por unos $ 17.457 millones, pero si se le suman las dos ampliaciones presupuestarias de junio (1.144 millones) y octubre (974 millones) pasados llega a 19.500 millones.

De total planificado en gasto para 2011, unos 5.600 millones están asignados obras públicas, aunque en ese monto conviven unos cuantos millones del ejercicio actual sin usar, que estaban destinados a ampliar la red de subtes.

El Presupuesto también incluye otra emisión de bonos por $ 800 millones y la refinanciación de $ 1.200 millones de deuda que vencen en 2011. La pauta de crecimiento y la inflación se toman del difunto proyecto del Ejecutivo nacional: 4,3% y 8,9%, respectivamente.

En 2009 la Legislatura modificó la ley Tarifaria para mejorar la recaudación fiscal. Entre otros cambios que se pretenden mantener están el aumento de 0,8% al 1% del Impuesto de Sellos que recae sobre los bancos y el pago de 0,8% de ese gravamen para la compraventa de autos usados.

Con el pacto PRO-CC sellado, ahora el jefe de Gobierno ya no piensa en adelantar las elecciones a marzo, como había amenazado semanas atrás.

Otro de los puntos que los carrioístas reclamaron fue la limitación del uso de la facultad que permite a Macri reasignar hasta 5% de las partidas presupuestarias antojadizamente. Aunque la Nación se comprometió a incluir a la Ciudad en el Plan Federal de Viviendas tras la toma del Indoamericano, lo que implica el envío de fondos para construir casas, la Coalición Cívica también exigió 400 millones de pesos más para nuevos hogares.

Para votar la prórroga de la suba de los impuestos ya vigente (ley tarifaria) se requieren una mayoría especial, de 31 diputados. Para votar el presupuesto no. El bloque PRO tiene 24. La Coalición Cívica tiene seis.

Dejá tu comentario

Te puede interesar