Casación: sacan la subrogancia de la Sala III al juez federal Hornos

Política

El nuevo titular de la Cámara quitó de una subrogancia al juez investigado por las visitas al expresidente Mauricio Macri. El magistrado buscaba prolongar al menos un año más su posición.

El nuevo presidente de la Cámara de Casación, Alejandro Slokar, con el apoyo de todos sus colegas, quitó de una subrogancia clave en la Sala III al juez Gustavo Hornos. Se trata del magistrado que está siendo investigado por las visitas al expresidente Mauricio Macri, cuando este se encontraba al frente del Poder Ejecutivo nacional.

La decisión fue tomada este martes por una amplia mayoría de 10 votos contra 1, siendo el único voto en contra el del propio Hornos. En la resolución firmada por los jueces de la Cámara se dispone de un plazo máximo de seis meses para las subrogancias en las vacantes existentes, con lo cual se puso fin a la intención del magistrado de continuar en el cargo por un año más.

Res. 560.21.pdf

Resolución 560/21 sobre subrrogancias.

La vacante en la sala III se produjo el 16 de septiembre pasado, cuando el presidente Alberto Fernández aceptó la renuncia de la jueza Liliana Catucci. Al día siguiente, la misma fue cubierta a partir de la designación del mencionado Hornos como subrogante.

Desde entonces y hasta la reciente elección de las nuevas autoridades, el juez mantuvo la doble función de presidente y vocal de la Cámara. Con la llegada de Slokar a la presidencia, también se esperaba que se lleve a cabo la designación de las nuevas subrogancias. Sin embargo, los magistrados se vieron sorprendidos por la decisión de Hornos de querer continuar al menos por un año más.

Slokar, con el apoyo de sus pares, optó por avanzar en un nuevo acuerdo general que le pusiera un límite de seis meses a las subrogancias. De esta manera, Hornos deberá dejar su lugar el 15 de marzo de 2022.

El magistrado está siendo investigado por haber mantenido al menos seis encuentros no declarados con el expresidente Macri en la Casa Rosada y en la Quinta de Olivos. La causa la lleva adelante el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, quien busca determinar si los encuentros fueron motivados para que el exjefe de Gobierno ejerciera una influencia sobre el camarista, quien tenía en sus manos distintas causas contra la actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Días atrás, el actual titular de Casación Penal habló sobre su postura respecto a los vínculos de Hornos y del también camarista Mariano Borinsky con el expresidente Macri. Estas “visitas”, de acuerdo a la investigación, no figuran en los registros, lo que aumenta las sospechas sobre las acciones de una mesa judicial que operaba contra opositores.

Slokar fue uno de los que advirtió sobre estas maniobras que afectaban la institucionalidaddel Poder Judicial. “Expresé ante los colegas mi punto de vista en relación al deber de integridad en la función judicial”, manifestó en una entrevista con la agencia Télam.

“Consideré imperioso no callar, porque se comprometía la situación del conjunto. Y en más de una oportunidad señalé que no soy juez de jueces, ya que ello quedó en manos de magistrados a cargo de la investigación y del propio Consejo de la Magistratura”.

En esa línea, planteó que “diariamente los jueces tenemos una altísima responsabilidad ante la sociedad en el ejercicio de la delicadísima tarea encargada”, es decir, “la aplicación honesta de la ley”, consideró.

Dejá tu comentario