Jubilaciones de "privilegio": bloque K tantea a la oposición para apurar sanción de la ley

Política

Mañana se realizará un plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda; y de Trabajo y Previsión Social. Allí se intentará avanzar con un dictamen para plantear una sesión dentro de siete días. Juntos por el Cambio quiere acompañar, aunque sugiere "retoques" que no serían aceptados.

Después de los anuncios rimbombantes realizados anteayer en la Asamblea Legislativa, con proyectos que ni siquiera fueron presentados pero ya recibieron deliciosas operaciones de regalo, el Congreso vuelve a la normalidad y el Senado buscará avanzar, en los próximos días, con las modificaciones al régimen de jubilaciones de jueces y servicio diplomático, consideradas por el Gobierno de “privilegio”. Para ello, el oficialismo intentará avanzar mañana mismo con un dictamen y ya tantea a la oposición para sesionar la semana próxima sin conflictos y evitar el papelón de la semana pasada de Diputados, tras el quorum logrado con Daniel Scioli, cuyo pliego como embajador en Brasil fue avalado y ya se muestra activo, con fotos -cuándo no- incluidas.

“Nosotros tenemos número de sobra y la intención es dialogar con la oposición en el plenario para avanzar con un dictamen y que se vote en el recinto por unanimidad, como para despejar las dudas después de lo ocurrido en Diputados. No queremos que se repita lo mismo y no queremos regalar espacios para chicanas por unos días de diferencia. El problema es que no llegaron tantas notas para solicitar la exposición de invitados, y las que llegaron, lo hicieron de forma difusa o sin contacto”, deslizó anoche un senador top del kirchnerismo a Ámbito Financiero.

El trajín del debate sobre las jubilaciones de “privilegio” se iniciará mañana, desde las 15, a través del plenario que realizarán las comisiones de Presupuesto y Hacienda; y de Trabajo y Previsión Social. La presencia de la mayoría de los legisladores está sellada, ya que horas antes fueron invitados a presenciar la capacitación obligatoria de genéro que dará en la Cámara alta el Ministerio de Mujeres, en el marco de la ley Micaela. No ocurrirá lo mismo con Diputados, quienes debían presentarse hoy para dicho evento y forzaron a suspender el encuentro debido a participaciones en asambleas legislativas en el interior del país.

Desde la oposición de Juntos por el Cambio, Julio Cobos (UCR-Mendoza) aseguró en las últimas horas: “Estamos de acuerdo con la ley, pero se realizan sesiones -en Diputados- cuando se podría haber logrado un consenso”. El exvicepresidente y actual senador dejó claro que “se podría haber admitido de que no sea compulsivo el retiro con el afán de que los jueces se acojan rápidamente para no perder el beneficio y quede la Justicia renga”. Por último, destacó que “en el Senado se está proclive a acompañar el proyecto con la salvedad de generar modificaciones en algunos artículos”.

Bajo ese panorama, el principal bloque opositor continuará hoy con sondeos discretos con el kirchnerismo y tomará una postura mañana, cuando finalice la capacitación de género y antes del plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda -que comanda el alicaído cordobés Carlos Caserio-; y de Trabajo y Previsión Social, manejada por el peronista de extracto sindical Daniel Lovera (La Pampa).

El domingo último, durante la apertura de sesiones ordinarias, Alberto Fernández señaló: “La crítica situación del sistema jubilatorio nos obliga a evitar mayores inequidades. En la Argentina ya no hay lugar para los privilegios. Por eso enviamos el proyecto de ley de modificación de los regímenes jubilatorios especiales del Poder Judicial y del Ministerio Público de la Nación y del Servicio Exterior de la Nación. Nos proponemos, y más aún en el contexto de la emergencia en el que estamos, fortalecer el carácter redistributivo y solidario del sistema previsional, considerando los distintos regímenes que lo integran como un sistema único, asegurando la sustentabilidad en el largo plazo”.

La cláusula que pide agregar el macrismo es simple, y apunta a quienes “tuvieren otorgado el beneficio o reunidos la totalidad de los requisitos establecidos en el régimen de esa norma” para que mantengan “el derecho a los beneficios que la misma otorga, el cual podrá ejercerse en cualquier momento”. El kirchnerismo no lo aceptó y, tras el polémico ajuste a jubilaciones regulares de diciembre pasado bajo el manto de la ley de “solidaridad”, ahora busca frenar las consideradas de “privilegio”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario