1 de febrero 2024 - 18:01

Ley ómnibus: el Gobierno tensiona con aliados y todavía no hay proyecto

La ley ómnibus aún no encontró su forma final, en lo que será el debate parlamentario más largo de la historia argentina.

Martín Menem, presidente de la Cámara de Diputados.

Martín Menem, presidente de la Cámara de Diputados.

IGNACIO PETUNCHI

En la tarde del jueves, luego de diez horas de debate del miércoles, reuniones en el despacho de Martín Menem y otras decenas de intervenciones de la segunda jornada, desde el bloque de Diputados de la Unión Cívica Radical y de Hacemos Coalición Federal -los dos espacios fundamentales para que el Gobierno destrabe la negociación- afirmaron a este medio que el dictamen de lo que queda de la ley ómnibus aún no está escrito: los legisladores todavía no sabe qué votarán. Mientras tanto, el clima de tensión se reiteró en las inmediaciones del Congreso.

“Se está redactando un texto que convenza a todos, pero que le dé herramientas al oficialismo. Se evalúa que tengan que pasar unas cuantas privatizaciones por el Congreso, pero sobre todo que el pliego sea público para la prensa y para el Congreso antes de que se concrete”, explicaron desde el entorno de uno de los diputados acuerdistas que, sin embargo, votará a favor de la ley ómnibus en general. “Vamos a votar a favor de esta ley porque la aprobación en general nos va a permitir luego dar la discusión punto por punto", explicó coincidiendo el radical formoseño Fernando Carbajal en su intervención.

Los puntos en tensión continúan vigentes, pero el oficialismo busca acercarse lo más posible a su ideal: privatizaciones (la oposición insiste en ley por ley), facultades excepcionales (el Gobierno podría perder más delegaciones), autorización para tomar deuda externa sin pasar por el Congreso (se exige mayor control) y la coparticipación del impuesto PAIS que seguiría vigente hasta diciembre (pero el Ejecutivo asegura que quitará en el corto plazo). Hay una serie de apartados que La Libertad Avanza ya da por perdidos, como las reformas de la sostenibilidad cultural, las modificaciones del Código Penal y las alteraciones que alcancen al sector educativo.

ley omnibus congreso diputados ritondo 31-01.jpeg
El PRO y un sector de Hacemos Coalición Federal son los principales aliados del oficialismo.

El PRO y un sector de Hacemos Coalición Federal son los principales aliados del oficialismo.

En el medio, perdieron respaldos de Hacemos Coalición Federal (especialmente desde la provincia de Santa Fe y Córdoba), la Unión Cívica Radical (el ala de Manes antagoniza cada vez más) y llamativamente del bloque Por Santa Cruz, que había expresado cercanía con Juntos por el Cambio y tiene peso también en el Senado.

Los tucumanos de Independencia acompañarían la propuesta general pero solicitaron una nueva legislación de biocombustibles, explicitando lo que será una constante en la discusión punto por punto: los regionalismos se impondrán a los partidos.

Preocupado por la gobernabilidad el presidente del bloque radical, Rodrigo de Loredo, consensuó la aprobación general pero dio libertad de acción para que sean los intereses de cada provincia las que determinen el voto artículo por artículo de los diputados.

El bloque de La Libertad Avanza: apoyo del Ejecutivo para el debate de la ley ómnibus

Luego de una primera jornada de bajo perfil, signada por la postura transversal de evitar dilatar la votación de la ley ómnibus, los diputados de La Libertad Avanza expresaron mayor entusiasmo en la segunda jornada de sesión. Sólo dos de sus 38 integrantes contaba con experiencia legislativa previa (Pablo Ansaloni y Carlos Zapata) y en el debate del miércoles apenas se movieron de sus bancadas, por lo que algunos asesores o una conferencia improvisada de Omar de Marchi -Secretaría de Relaciones Parlamentarias y con la Sociedad Civil- representó el principal contacto del oficialismo con la prensa.

Sin embargo, este jueves el Ejecutivo -y el respaldo del PRO- volvió a darle un impulso a la bancada libertaria. La presencia de Eduardo Rodríguez Chirillo -secretario de Energía- y de José Rolandi -vicejefe de Gabinete-, habituales negociadores del proyecto, movilizó la reformulación del proyecto mientras los diputados subrayaban el marco ideológico que impulsó la ley: "El Estado es mal empresario", señaló la santafesina Romina Diez, en lo que aseguró que fue una cita a Juan Bautista Alberdi. Pasando por achaques contra el populismo y remarcando la situación de crisis económica e inseguridad, eligieron al “kirchnerismo” (y no al peronismo) como su principal antagonista en cada uno de sus discursos, a pesar de que Unión por la Patria no logró el dictamen de mayoría que se está discutiendo.

ley omnibus congreso diputados 31-01.jpeg
El bloque de Unión por la Patria sostiene la preocupación y el rechazo por el proyecto.

El bloque de Unión por la Patria sostiene la preocupación y el rechazo por el proyecto.

En el medio, el debate tiene agendados expositores hasta al menos la madrugada del jueves y se aguarda un cuarto intermedio posterior para finalmente votar la ley general, dándole paso a la segunda etapa del debate: la discusión artículo por artículo de cientos de proyectos que abordan distintas áreas del orden social de la Argentina. Los pronósticos que presagiaban cuatro días de debate ahora pronostican siete, lo que superaría cómodamente a la sesión parlamentaria más larga de la historia Argentina: las 28 horas y 8 minutos que llevó sancionar la reforma previsional el 19 de diciembre del 2017.

Dejá tu comentario

Te puede interesar